La personalidad jurídica internacional de la Santa Sede

Autor:Julio Conte-Grand
Páginas:592-596
 
EXTRACTO GRATUITO
Sumario: INTRODUCCIÓN. – LA PERSONALIDAD JU-
RÍDICA AD INTRA. – LA PERSONALIDAD JU RÍDICA AD
EXTRA. – LA PERSONALIDAD JURÍDICA INTERNACIONAL
DE LA SANTA SEDE. – BIBLIOGRAFÍA.
Introducción
Poderosas campañas levantadas por Organiza-
ciones No Gubernamentales (ONG) femi nistas,
recalcitrantes y abortistas, inclusive algunas que
se dicen “católicas”, niegan la personalidad jurí-
dica internacional de la Santa Sede, con el objeto
de silenciar a los representantes de la Silla Apos-
tólica en la Organización de las Naciones Unidas
y otras asambleas, dado que sus locuciones mo-
lestan, sobre todo a quienes atentan contra la
vida, pretendiendo silenciar la voz de la Iglesia
en temas como la defensa de los no nacidos y de
la “auténtica” familia.
El ataqu e más malinten cionado de las femi-
nistas “antivid a” contra la Igle sia Católica y su
doctrina es el que ha irradiado el centro “Católi-
cas por el Derecho a Decidir” o CFFC (Catholics
for a Free Choice), el que por varias décadas ha
lidiado por desquiciar a la Iglesia y las enseñan-
zas católicas, siendo sus principales fines impul-
sar el aborto y diseminar el desacuerdo entre los
católicos, con la vieja técnica del “divide y ven-
cerás”, s iendo obvio que el título de “católica”
que ostenta la organización CFFC es un engaño.
Las críticas alegan, por un lado, que la perso-
nalidad jurídica internaci onal de la Santa Sede
constituye una desigualdad con otras creencias,
religiosas o no, al tiempo que distorsiona el mo-
delo de relaciones interestatales.
Así –dicen–, los acuerdos de un Estado con la
Santa Sede toman la fo rma de concordato s o
acuerdos internacionales que se sitúan por encima
de la legislación del Est ado, y no la de meros
acuerdos somet idos a la legislación nacional
como ocurre con los celebrados con las otras re-
ligiones.
Por otra parte, aducen que de su posición en la
Organización de las Naciones Unidas se infiere
una discriminación arbitraria frente a otras reli-
giones y frente a las ONG (aunque, por ejemplo,
un panel de la Organización de Naciones Unidas
acreditó a la CFFC y a tres de sus filiales en Amé-
rica latina como Organizaciones No Guberna-
mentales, autorizándoles su participación e n la
Conferencia Mundial sobre la Mujer en Pekín).
Respecto de esto último cabe decir que quien
realmente está presente en el contexto del orde-
namiento internacional, el titular de tales prerro-
gativas, ha sido siempre la Santa Sede y no la
Iglesia Católica en cuanto tal, lo que constituye
una de las claves para identificar la causa más im-
portante del diferente estatuto jurídico interna-
cional respecto de las otras confesiones religio-
sas y organismos como los antes mentados.
Mas lo fundamental es que estos planteamien-
tos revelan que el punto central de todo el debate
es la personalidad internacional de la Santa Sede,
por lo que en este trabajo nos ocuparemos espe-
cíficamente de él.
La personalidad jurídica ad intra
Señalaba FERRARA que entre los latinos el sig-
nificado originario de “persona” fue el de más-
cara, larva histrionalis, que era una careta que cu-
bría la faz cuando el actor recitaba en escena, con
el fin de hacer su voz vibrante y sonora.
Ahora bien, al margen de la etimología de la
palabra y su consideración desde puntos de vista
diferentes, la doctrina dominante entiende como
persona en el sentido filosófico al sujeto de dere-
chos, y no confunde la persona con el individuo
La personalidad jurídica internacional
de la Santa Sede
por JORGE H. SARMIENTO GARCÍA

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA