Formación y control de las decisiones públicas

Autor:Pedro Tomás Nevado - Batalla Moreno
Cargo del Autor:Doctorado en Derecho por la Universidad de Salamanca - Doctorado en Derecho por la Universidad de Salamanca
Páginas:285-311
 
EXTRACTO GRATUITO
FORMACIÓN Y CONTROL
DE LAS DECISIONES PÚBLICAS
Pedro Tomás Nevado-Batalla Moreno 1
La Administración Pública no podrá nunca reducirse a un sis-

un día agotadoramente por un ordenador. Lo sustancial de los
poderes administrativos son poderes discrecionales, que es
verdad que es l a Ley la que otorga y re gula, que es verd ad que
el juez admi nistrativo podr á controlar en cu anto a sus posible s
excesos, pe ro que susta ncialment e dejan a los ad ministra-
dores exte nsos campo s de libert ad, de cuyo eje rcicio podr á
derivarse una buena o mala gestión.
García de Enterría 2
1. Situación de c ontexto
No pocos ejemplos vinculados a la función de gobierno en cual-
quier ámbito territorial nos sitúan ante supuestos en que la decisión
pública adoptada, como expresión del interés general, no sólo no
llega a beneciarlo, si no que supone un claro perjuicio.
Decisiones erradas, poco acertadas, que suponen un perjuicio
para los ciudadanos y, en algunos casos, con unos efectos que se
prolongan en el tiem po, más allá del periodo político en que fue a dop-
tada. Y ello, sin entrar e n la atención a decisiones viciadas por alg una
patología de intencionada mala práctica o corrupción que supone la
más grave y perniciosa patología de nuestras democracias.
1 Doctorado en Derecho por la Universidad de Salamanca. Diplomado en Práctica Jurídica por
la Facultad de Derecho de la misma universidad, y Diplomado en Altos Estudios de la Defensa por
el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional. Profesor Titular de Universidad de Derecho
Administrativo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca. Profesor de Doctorado y
Máster en diversos centros nacionales e internacionales, es especialmente destacable su vinculación
con Iberoamérica.
2 García de Enterría, E.: “La Administración Pública y la Ley”, Revista Española de Derecho Admi-
nistrativo, nº 108. octubre-diciembre, 2000, pág. 565.
NEVADO-BATALLA MORENO
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y CORRUPCIÓN
286
286
No es, por tanto, cualquier cosa la adopción de decisiones
por parte de quien, de sde la esfera estric tamente política, accede
mediante elección ( bien sea por sufragio o por decisión d e quien tiene
competencia para ell o) a un nivel de la Administración en el que, como
órgano superior, su capacidad jurídica y económica formalizada en
su haz de competencias administrativas le permite tomar decisiones
de signicada trascendenci a para los ciudadanos. Y es en ese nivel
superior de la estructura administrativa donde se aúna política y se
burocratiza la cota organizativa en la se que produce el nacimiento
de las decisiones públicas condicionando a la Administración. Así lo
indica Ivanega cuando arma que la política “siempre va a implicar la
toma de decisiones para resolver problemas. Sin perjuicio del signi-
cado y sentido histórico, lo cie rto es que la política condic iona a la
Administración Pública: decisiones políticas y administrativas están
interrelacionadas; a punto tal que se diluyen los contornos de una y
otra, aparejando sombras en aspectos tales como la denici ón y dis-
tinción entre funcionarios políticos y administrativos” 3.
Y cuando decimos de trascendencia para los ciudadanos anu-
damos la importancia de las decisiones que se adoptan en el ámbito
público con la existencia o n o de resultados en la gestión y su relaci ón
directamente proporcional con aspectos tan fundamentales para un
Estado democrático como la credibilidad de los ciudadanos en sus
instituciones, particularmente la administración activa, y su legitimi-
dad. Por tanto, no sólo procede cumplir formalmente con el obligado
principio de legalidad como pared maestra del Estado de Derecho,
esa legalidad debe generar resultados visibles, entendiendo que la
mayor seguridad y madurez democrática se basa en la existencia de
instituciones, administraciones públicas, fuertes que se legitiman en
cada uno de sus actos.
Pero a ntes de continuar e n la líne a de reexión expue sta, con-
viene realizar varias consideraciones previas que contextualicen o
puedan proporcio nar el entorno en el que las decisiones pú blicas han
de ser adoptadas.
En primer lugar, conviene señalar que la gestión pública, la
adopción de decisiones en el ámbito público, es siempre compleja.
Es fácil teorizar, proponer cuando no se tiene capacidad para hacer,
3 Ivanega, M.M.: “La Administración Pública del Siglo XXI: entre la utopía y la realidad”, La Ley,
Buenos Aires, nº 43, 2 de marzo de 2001, pág. 3.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA