Los conflictos ideológicos. Su influencia en las instituciones jurídicas y en la teoría del derecho

Autor:Elisa A. Méndez de Smith
Páginas:95-101
RESUMEN

47. Las actitudes políticas y las instituciones jurídicas. 48. Trasfondo ideológico de las instituciones jurídicas. 49. El carácter relativo de la justicia.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 95

47. Las actitudes políticas y las instituciones jurídicas

Si nos preguntamos en qué relación se encuentran las actitudes políticas con las instituciones jurídicas, la pregunta nos remite necesariamente a una consideración historicista de los contenidos del derecho objetivo.

Una institución jurídica es sin duda un sistema de relaciones jurídicas estructurado según ciertos principios de organización y en vista de determinadas finalidades prácticas. Tales relaciones sólo tienen, sin embargo, una "existencia" o "entidad" específicamente jurídica, en tanto se encuentran establecidas y organizadas por normas jurídicas válidas y vigentes dentro del marco de un orden jurídico.

Así, la institución jurídica "familia" se muestra en las legislaciones modernas de occidente como un sistema de relaciones interhumanas que las normas jurídicas establecen en función de ciertos principios tales como el de la organización del núcleo social familiar según un orden moral predominante en las costumbres; el de mantenimien-Page 96to y consolidación dentro de ciertos límites, de la unidad del grupo; el de preservación y defensa de su economía; el de igualdad jurídica de los cónyuges; el de la tendencia a la igualdad en materia de filiación; el de la inderogabilidad por la voluntad de los individuos de las normas que establecen determinadas facultades, deberes y prohibiciones en el sistema de las relaciones familiares; etcétera.

Son, pues, las normas jurídicas vigentes (el derecho objetivo) las que estructuran ontológicamente a una institución jurídica dentro de un orden jurídico determinado. Pero, a su vez, esas mismas normas son, en tanto expresión de un determinado criterio político, el producto simultáneo o progresivo de un desarrollo histórico más o menos prolongado en cuya trabazón han concurrido y se han polarizado distintos regímenes de intereses y preferencias.

Según hemos visto, cada actitud política representa en la dinámica histórica una particular fundamentación y disposición del comportamiento de los individuos frente a una determinada situación político-social y, por consiguiente, un modo de manifestación en el plano práctico de una cierta concepción sobre esa situación.

Cuál de las varias actitudes políticas perfiladas en el momento en que se agitan en el escenario histórico ciertas cuestiones que generan acciones o reacciones sociales representa el proyecto de solución más congruente y acorde a la naturaleza intrínseca de dichas cuestiones, es algo que un investigador inmerso en la situación nunca podría establecer con exactitud. Y es que todas ellas, por equívocas que parezcan a la luz del pensamiento que informa a una actitud adversaria, se asientan siempre sobre algún fondo de verdad: el implicado en el punto de vista estimativo en que se han ubicado sus adherentes.

Pero lo que la observación histórica nos revela en forma indubitable es que ninguna de esas actitudes políticas constituye un movimiento en el vacío. La lucha -pacíficaPage 97 o violenta- en que se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA