La ideología como esquema de interpretación deformante de la realidad social, determinativa de una actitud práctica proyectada a la experiencia política

Autor:Elisa A. Méndez de Smith
Páginas:53-65
RESUMEN

29. Evolución del concepto de "ideología". 30. Origen de la significación actual. 31. Lo "real" de la realidad social. 32. Importancia de la ideología en el conocimiento de lo social. 33. Concepción empirista de la ideología. 34. Las ideologías y la sociología del conocimiento.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 53

29. Evolución del concepto de "ideología"

Las investigaciones que a mediados del siglo XVIII había realizado Condillac acerca del origen y formación de las ideas fueron continuadas en Francia por un grupo de filósofos que bien pronto, por el carácter específico de sus investigaciones, fueron llamados "ideólogos".

El vocablo ideología no tuvo, pues, hasta comienzos del siglo XIX ningún significado que pudiera hacer referencia a una ontología de la realidad social. Expresaba tan sólo la denominación corriente con que se designaba a la "teoría sobre las ideas"28.

Page 54

Pero del mero examen del origen de las ideas, los ideólogos pasaron al análisis de las facultades humanas que las producen y de éste, al del ambiente social en que tales facultades se desarrollan. De esta manera, casi insensiblemente, el ideologismo transitó del plano de las ideas al de los fenómenos éticos, religiosos y políticos que fundamentaban en última instancia el significado y función de aquéllas29.

30. Origen de la significación actual

Ahora bien: la significación que desde el punto de vista del conocimiento se confiere actualmente al vocablo ideología nace y se difunde cuando Napoleón Bonaparte, refiriéndose a las críticas que contra su política imperialista dirigían los ideólogos, adscribió a la palabra un sentido despectivo con el evidente propósito de poner de manifiesto el alejamiento de la realidad político-social de Francia implicado en las críticas de los ideólogos.

Trasladado al plano del conocimiento de la realidad, el desdén del emperador con referencia al vocablo ideología planteaba ya una problemática gnoseológica, ontológica y práctica que ha conservado su nitidez y suscitado el interés de los investigadores hasta nuestros días, a saber:

  1. Que la calificación de ideológico que, desde un determinado punto de vista gnoseológico, solemos emplearPage 55 para caracterizar a algún sistema de pensamientos referido a la realidad político-social, implica que partimos del supuesto de que esos pensamientos no aprehenden los hechos y circunstancias sociales en su concreta realidad, representando, por consiguiente, un encubrimiento u ocultación engañosa de ella y, en última instancia, una actitud práctica incorrecta, no compartida por nosotros.

  2. Que comparado y contrastado con el sistema de pensamientos que caracterizamos de ideológico, el nuestro no lo es, ya que partimos del supuesto de que nuestra interpretación de los hechos es adecuada a la realidad político-social y, por consiguiente, nuestra actitud práctica es la correcta.

De manera entonces que toda ideología, al ser considerada en un planteo gnoseologista como un esquema conceptual de interpretación aberrante de lo social, presupone la adopción por parte de quienes (habiendo juzgado sus contenidos lógicos) la caracterizan como tal, de una posición gnoseológica distinta a partir de la cual atacan la validez del pensamiento calificado de ideológico, por considerarlo falso respecto de cierta situación real. Y al ser considerada con referencia al plano práctico como el fundamento de una determinada actitud político-social, supone también consiguientemente, en quien la juzga, la adopción de una actitud opuesta o, mejor dicho, adversaria, desde la cual considera que la posición práctica informada en la ideología es inútil, inoperante o deficiente para resolver las delicadas cuestiones sociales que se agitan en el escenario político30.

Podemos entonces sintetizar la significación actual de ideología en los siguientes conceptos:

Page 56

Ideología es, ante todo, una interpretación deformante de la realidad social.

Pero esa interpretación no queda circunscripta al plano teórico. No se reduce a ser una mera "falsa teoría" de aquella realidad.

Es una interpretación que, aprehendiendo distorsivamente (es decir, creando u ocultando consciente o inconscientemente) determinados contenidos existenciales de la convivencia societaria -como son, por ejemplo, las necesidades, sentimientos, intereses, exigencias, intenciones, inhibiciones, propósitos, acciones y objetivaciones de hombre social-, define una actitud práctica proyectada a la experiencia política concreta, desde la cual son planteados y, a veces, también resueltos, los complejos conflictos sociales que se agitan sucesivamente en el acontecer histórico de una comunidad.

Como mera interpretación de la realidad social, la ideología se apoya necesariamente en ella. Pero la deforma y distorsiona unas veces espontánea e inconscientemente y otras, artificial e interesadamente, ya ocultando algunas de sus connotaciones esenciales, ya adjudicándole ciertas características que no tiene.

Y como esquema de acción proyectado a la experiencia política, como actitud que se plantea y tiende a resolver una determinada problemática social, constituye el fundamento teórico y axiológico de un proyecto de forma de vida, de una programática política concreta que, como tal, es siempre consciente, siempre interesada, siempre dinámica y prospectiva.

En la base de toda ideología y a la manera de una inevitable resultante de su confrontación con otro esquema interpretativo de la misma realidad social, que afirmando no ser ideológico se le contrapone dialécticamente, subyace siempre un interrogante acerca de cuál es el fundamentoPage 57 de la verdad, cuál es la "razón suficiente" en que se apoyan ambas interpretaciones antitéticas.

En otros términos: subyace el problema siempre impregnado de connotaciones metafísicas referente a cuáles son Jos verdaderos caracteres ontológicos de la realidad social que se conoce y se juzga. Incógnita ésta que muy pocas veces ha podido ser despejada en la misma época y ámbito de una situación conflictiva, por la propia razón de que en ella se encuentran históricamente inmersos -y sujetos por ende a sus influencias preordenantes y orientadoras- los propios investigadores que plantean los términos de los problemas sociales implicados y pretenden postular soluciones objetivas.

31. Lo "real" de la realidad social

¿Qué es realmente lo real? Según...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA