Inserción de las ideologías en la vida política

Autor:Elisa A. Méndez de Smith
Páginas:87-94
RESUMEN

42. La actitud política como condición funcional de la ideología. 43. El complejo teoría-acción. 44. Caracteres y proyección de la actitud política. 45. Valor relativo del criterio de Mannheim. 46. La relación de coincidencia entre la ideología y la actitud política.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 87

42. La actitud política como condición funcional de la ideología

Aquella tesis que desde un punto de vista opuesto puede ser considerada como una concepción errónea y deformante de la realidad, pero sin que constituya ella misma la fundamentación de una determinada actitud práctica dirigida a plantear o a resolver un problema político-social concreto, nunca podría constituir una ideología.

De ello se sigue, como ya lo hemos señalado, que el carácter ideológico de un sistema de pensamientos no llega a quedar configurado en el plano de la mera confrontación teórica sino que surge, en última instancia, de su confrontación con un modelo de actividad político-social que, frente a determinada situación histórica, es considerado adecuado y correcto por el que juzga.

En otros términos: la ideología tiene el carácter y el sentido de tal, sólo cuando se la considera informando y fundamentando una actitud práctica adoptada en la experiencia política, es decir, una actitud política a la que se considera equívoca y por tanto ineficaz.

Page 88

Como bien lo señala Mannheim73, una de las contribuciones más positivas del pensamiento marxista a la teoría del conocimiento sociocultural, que trasciende incluso más allá de su propia posición ideológica, es haber demostrado de una manera convincente que el pensamiento político, en tanto esquema de interpretación de los hechos sociales, es esencialmente diferente de toda otra manera de teorizar.

Para este tipo de pensamiento, toda tesis interpretativa de lo social implica una determinación posicional práctica. La teoría mantiene con la acción una suerte de relación de esencia, puesto que constituye o pretende al menos constituir el fundamento lógico de ésta. Y la acción, ubicada por la teoría en una determinada perspectiva histórica, no es sino el sustrato real y dinámico a través del cual dicha teoría resulta comprobada y desarrollada.

43. El complejo teoría-acción

En este complejo teoría-acción se inserta precisamente el sentido histórico y social de la ideología. Ella se muestra, ante todo, como el fundamento lógico de una determinada actitud política, aun cuando desde el particular enfoque del adversario, sea la expresión evidente de los más graves despropósitos o incongruencias.

Desde esta perspectiva la ideología es invocada por sus sostenedores como una tesis verdadera que aquéllos se encargan de ir ampliando o estrechando conceptualmente en vista de los giros siempre cambiantes de las circunstancias concretas, hasta el punto de llegar a ofrecer, en ocasiones, el cuadro de una extraordinaria solidez estructural.

Pero, por lo mismo que como tesis interpretativa de un mundo de actitudes valiosas representa el punto de vistaPage 89 estimativo adoptado por quienes la formularon, ella es también, consiguientemente, la expresión unificada de un estado emocional más o menos amplio y definido del que participan auténtica o falazmente sus adherentes; y como tal expresión constituye a lo largo de su desarrollo histórico, el fundamento axiológico de la actitud política de éstos.

44. Caracteres y proyección de la actitud política

Ahora bien: toda actitud política se muestra como una disposición relativamente persistente del comportamiento de un individuo, de un grupo o de una sociedad, que representa un esquema de acción más o menos organizado frente a situaciones históricas concretas74.

Surgida a modo de síntesis de un conjunto de experiencias individuales sobre ciertos contenidos histórico-sociales, la actitud política se define, frente a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA