• Revista Aequitas

Editorial:
Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Salvador
Fecha publicación:
2018-10-19

Últimos documentos

  • Breve esbozo sobre el presente normativo de los procesos colectivos en Iberoamérica. Prolegómeno para comprender la complejidad de la unificación

    En el presente estudio, el autor examina el bloque de legalidad vigente en los países de habla hispana respecto de los procesos de tutela colectiva, para luego arribar a una reflexión final sobre qué tan factible es que se materialice una legislación unificada en todo el ámbito de Iberoamérica. Concluye que existirá un menor o un mayor desarrollo, pero en su mayoría encontramos un piso interesante a partir del cual construir los cimientos para la solidificación de una tutela colectiva responsable y eficaz.

  • El lenguaje de las normas, las normas del lenguaje: sobre la corrección del lenguaje normativo

    El trabajo analiza el lenguaje jurídico, y especialmente el lenguaje normativo, desde la perspectiva de las relaciones entre derecho y lenguaje. Si el lenguaje es conceptualmente previo al derecho, y configura de algún modo la "materia prima" que este necesita para ser formulado, el lenguaje jurídico no puede ser algo de naturaleza diferente al lenguaje en general. De ahí que mantenga todas sus propiedades, aunque tenga como especialidades su carácter prescriptivo, finalista y sistemático, e incorpore, junto al léxico común o el propio de otras disciplinas, un léxico específico. En todo caso, la gran peculiaridad del lenguaje jurídico (y muy especialmente del lenguaje normativo) es que sus destinatarios no son solo los especialistas en la materia, sino todos los ciudadanos. Por eso el lenguaje jurídico nunca puede ser una jerga. Desde esta perspectiva, se analizan los principios más importantes y los problemas más comunes que plantea el lenguaje normativo en los distintos ámbitos de la lingüística: morfología, sintaxis, ortografía, léxico, y semántica; y se añaden consideraciones sobre el estilo del lenguaje normativo. El trabajo considera especialmente cuestiones como la excesiva utilización de las mayúsculas o el problema del lenguaje no sexista. Por otro lado, se plantea si corresponde principalmente a las academias de la lengua o a los gobiernos y administraciones la regulación del lenguaje jurídico, para llegar a la conclusión de que las pautas de las academias deben ser comunes al idioma en todos los países en los que se habla, y deben prevalecer y ser la base de cualesquiera otras pautas o criterios. Por último, este estudio considera cómo se puede controlar el uso correcto del lenguaje normativo. En este ámbito se proponen medidas como la implantación de un control lingüístico específico en el proceso de elaboración de las normas.

  • Comentarios bibliograficos
  • Nota editorial
  • El fundamento análogo del derecho

    La analogía es una aproximación, una vaga conformidad, una conveniencia bajo una cierta similitud, y ello nos mueve a buscar dónde está la semejanza. En el caso de la palabra "derecho", existe un primer analogado en el cual se da formal o intrínsecamente la ratio análoga. Este primer analogado es causa (eficiente) de que se diga de los demás. Siempre la ratio análoga se dice intrínsecamente del primer analogado o analogante. El analogado principal del término derecho es "lo justo", lo que está adecuado a otro según un cierto modo de igualdad. El analogante se encuentra propiamente en los analogados de atribución intrínseca, que son los que realmente pueden ser justos. Una norma puede ser justa del mismo modo en que puede ser injusta y entonces queda sujeta al control de constitucionalidad; una potestad puede ser ejercida injusta o abusivamente y en consecuencia ser limitada por los jueces y finalmente una sentencia puede ser injusta y por ello ser objeto de un recurso de apelación.

  • El abuso procesal

    El abuso del proceso se presenta como una de las instituciones con las que el juzgador cuenta para lograr que el proceso se desarrolle dentro de los carriles previstos y llegar finalmente a la resolución del conflicto. Por consiguiente, consideramos que los medios para contrarrestar los abusos en la instancia procesal ya existen y son plenamente operativos, mas deben ser usados con prudencia. El magistrado, como director del proceso, se constituye como la figura protagónica para corregir los desvíos, prevenir conductas abusivas, sancionarlas y establecer "en su caso" la responsabilidad respectiva. Sin embargo, su papel no debe limitarse a reprimir los actos procesales abusivos, sino también y en forma especial ha de "prevenir" su comisión. Ello es así ya que la creación de normas sancionatorias no evita que se cometan conductas no deseadas por el derecho. Paralelamente a la sanción es necesaria una toma de conciencia que denote el intento de moralizar el proceso.

  • John Rawls como fundamento para la democracia constitucional

    La presente investigación busca encontrar en el pensamiento de John Rawls los fundamentos para una democracia constitucional de derecho, que confronte al Estado legalista tradicional, basada en el contractualismo iusnaturalista racional. Indaga, en tal orden, las razones del liberalismo igualitario para dar sustento teórico a esta opción alterna que va desde un individualismo comprensivo a una cooperación solidaria de los individuos en una comunidad.

  • Nota Editorial
  • El futuro de las jubilaciones Análisis de las recientes evoluciones en Europa

    Desde mediados de los años setenta, el contexto en el cual se desarrollan los sistemas de jubilación, en Europa en general y en Francia en particular, evolucionó. En consecuencia, los países se han visto obligados a alterar su sistema para evitar un desequilibrio. Es evidente que en el futuro los habitantes de estos países deberán contribuir más tiempo, sin esperanza de obtener un importe de pensiones superior. ¿Pero hasta qué punto será posible reformar un régimen de jubilación de reparto sin que pierda su pertinencia y sea preferido a un régimen de capitalización? Esta pregunta probablemente sea uno de los ejes importantes de reflexión en los próximos años.

  • Cuestiones sobre la subsidiariedad del Derecho Penal Internacional y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, en relación a los Derechos nacionales de Latinoamérica

    Se trata aquí de exponer las razones que llevan a considerar, en el ámbito interamericano, al Derecho formado a partir de la Convención Americana de Derechos Humanos, con la participación determinante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos "particularmente en materia de Derecho Penal Internacional" como un efectivo y real Derecho Regional, y no meramente con carácter subsidiario o complementario al ordenamiento interno de cada nación. Dentro de este marco, se ahonda en lo referente a los delitos individuales particularmente graves contemplados en el Derecho Internacional Penal, más específicamente en la situación de las víctimas especialmente vulnerables. Se concluye que no es posible restringir la inaplicabilidad de la normas internas que impidan la real y efectiva investigación y castigo de aquellos delitos cometidos "especialmente" contra estas personas, y que resulta necesario completarlo y remediarlo mediante la consideración de las interpretaciones jurisprudenciales de los Tribunales Internacionales a los efectos de brindar, entre otras garantías, el efectivo acceso a la justicia. En este sentido, se toma como exponente ejemplificativo el instituto de la prescripción.

Documentos destacados