El secreto profesional

Autor:Guillermo Pedro Tinti
Páginas:65-75
RESUMEN

1. Concepto 2. Fundamento 3. Naturaleza 4. Extensión 5. Oponibilidad 6. Límites: cuándo puede transgredirse el deber de secreto profesional 7. Consecuencias de la violación del deber de secreto profesional A. Responsabilidad civil B. Responsabilidad penal C. Responsabilidad disciplinaria

 
EXTRACTO GRATUITO
"El secreto profesional más que un problema legislativo o doctrinario es un concepto ético, que hace directamente al leal ejercicio de una función social trascendente como indudablemte lo es el ministerio de la abogacía". Tomás Diego Bernard (h) El secreto profesional en el notariado. 1. Concepto Un aspecto de gran importancia en la relación entre el abogado y el cliente, lo consituye el secreto profesional. Integra, sin duda, el punto de partida para una relación eficaz y de confianza, tanto para el profesional cuanto para el justiciable. El secreto profesional o, más precisamente, la obligación de guardar el secreto profesional, se entiende como el deber que tienen los miembros de ciertas profesiones de no descubrir a terceros, los hechos que han conocido en virtud del ejercicio de su profesión. Así, CAPITANT define este deber como una obligación impuesta a las personas que, en el ejercicio o con ocasión de sus funciones, han tenido conocimiento de hechos confidenciales, de no divulgarlos74. COUTURE lo menciona como "reserva, sigilo, deber inherente a la función de los abogados, procuradores, jueces y secretarios, que les impone la omisión de hacer saber a otras personas las circunstancias relativas a los procesos en que intervienen y que por su índole no deben ser difundidos"75. Para CARRARA, secreto es todo aquello que se confía al profesional en ocasión de su oficio, con la intención de que no se divulgue. También se ha afirmado que consiste en la reserva o sigilo de quien presta un servicio a la sociedad, sobre ciertos dichos, hechos, situaciones, circunstancias o noticias, que han llegado a su conocimiento, directa o indirectamente, cuando una persona requiere de su oficio o profesión, y lo debe mantener para custodiar la intimidad de quien realiza la confidencia76. Puede añadirse que la confidencia es hecha por el cliente al profesional, con la convicción de que éste no lo revelará. El secreto profesional, que ya estaba sancionado en la Novísima Recopilación castellana de 1680, es incorporado en el derecho europeo dentro de lo que se llama el "principio de reserva", que no sólo impone al abogado mantener en secreto todo lo que de cualquier forma hubiese llegado a su conocimiento con motivo del ejercicio profesional, sino que también le impone una conducta inspirada en la discreción y la reserva absoluta, ya en los contactos directos con su cliente, con sus familiares, causahabiente, ya con los terceros77. En nuestro sistema, el secreto profesional es tratado como un deber tanto como un derecho, según se irá explicando a continuación, ya que si bien - en principio- es un deber respecto de los clientes y, a veces, también de toda la sociedad, resulta muchas otras un derecho para hacer valer frente a las autoridades. 2. Fundamento El deber de mantener el secreto profesional se funda en la necesidad de proteger a las personas del perjuicio que les podría ocasionar la revelación de secretos confiados, necesariamente, a otro en razón de su profesión, y en cuyo silencio confían. Todo sujeto posee una esfera de reserva, donde tiene el derecho de decidir con quién vivir, sin que otros se inmiscuyan. Dentro de ese ámbito están guardadas aquellas conductas o circunstancias que no desea que sean conocidas por otras personas: ese ámbito íntimo merece respeto de los demás y protección, que es otorgada por el derecho. Lo "íntimo" es lo secreto, lo desconocido por los terceros, lo reservado al conocimiento del propio sujeto o al estrecho círculo de sus próximos, y no los hechos o situaciones producidos en lugares públicos, y respecto de los cuales no hubo intención de mantenerlos ocultos para los terceros. Trata de brindar, además, una defensa a la fe que el cliente deposita en el abogado. En tal sentido, expresa BIELSA ¿Cuál es el fundamento del secreto? Desde luego, el orden público en general, la defensa del cliente y el decoro profesional, puesto que si el abogado estuviese...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA