Comunicación

Autor:Edith Palandri
Páginas:63-130
 
EXTRACTO GRATUITO
CAPÍTULO II
COMUNICACIÓN
“La verdadera comunicación no comienza hablando sino escuchando.
La principal condición de buen comunicador es saber escuchar”
(Mario Kaplun)
La relación entre las personas es algo más que el simple estar
juntos”. Es necesario escuchar, conocer y comprender al otro.
Para establecer una relación con otra persona y para que per-
dure en el tiempo y que además sea provechosa para ambas, se
requiere de la comunicación.
La comunicación es el eje del proceso de mediación, permite
trabajar con las emociones y las percepciones. La posibilidad de
hablar es la herramienta que el mediador utiliza para ayudar a las
partes a hablar de forma diferente, para que modifiquen su modo
de interactuar40.
Comunicar, deriva del latín comunicare y tiene una doble
etimología: Comulgar, esto es, hacer a otro participe de lo que uno
tiene, dar parte y Común, significa compartido por dos o más.
La disputa, es la parte pública del conflicto, más, utilizada
como sinónimo de conflicto, se desarrolla, se conduce y resuelve
40 DIEZ, Francisco - TAPIA, Gachi, Herramientas para trabajar en mediación, Paidós,
Buenos Aires, 2004.
64 EDITH PALANDRI
o no, dentro de un proceso comunicacional y la mediación surge
para conducir problemas de comunicación 41.
Para que el conocimiento no permanezca en el fondo de la
mente se debe desarrollar la capacidad de transmitir mensajes,
pensamientos y sentimientos.
Una de las formas de comunicación humana es el Lenguaje, que
es el conjunto de sonidos articulados, con el cual el hombre ma-
nifiesta lo que siente o piensa. Surge de la convivencia, es típica-
mente humano. La comunicación es un proceso que compartimos
con los seres vivos.
¿Cuándo hablamos, comunicamos? no necesariamente. Ejem-
plo: Ver televisión, escuchar radio, no es comunicación porque no
hay interacción, hay solo acción, si el receptor retracciona, por
ejemplo, llama por teléfono hay comunicación.
La interacción son las acciones dentro de la relación y ésta
implica una secuencia de conductas recíproca. Se podría graficar
del siguiente modo: “A” realiza una acción (estímulo) que recibe
“B” quien retracciona (respuesta) sobre A quién reacciona con una
nueva acción (Refuerzo), esto forma un sistema en el cual sus
elementos (seres vivos) están en interacción y lo llamamos Comu-
nicación Humana.
¿Q ES LA COMUNICACIÓN?
• Es un proceso,
• Es un conjunto de acciones en el
cual están comprometidos por los
menos dos seres vivos que se relacio-
nan, y mutuamente, producen modi-
ficaciones que son productos de las
interacciones.
41 SUARES, Marinés, Mediación. Conducción de disputas, comunicación y técnicas, ob.
cit.
En el siglo V a.C.; Georgias, el sofista, describe muy sencilla-
mente que el lenguaje no es la realidad.
Las palabras responden a la opinión, definición o modo de apre-
ciar la realidad del que habla y que posiblemente, difiere de la
65
CAPÍTULO II - COMUNICACIÓN
percepción de su auditorio o del que lo escucha. Realidad y lenguaje
son dos cosas diferentes, pues nada real puede convertirse, en una
palabra, ni una palabra puede convertirse una realidad.
No obstante, Georgias destaca a la palabra como un potente
instrumento de dominio y manipulación. “La palabra tiene un
enorme poder. A pesar de que su cuerpo es diminuto e invisible,
lleva a cabo las más diversas empresas: es capaz en efecto de apa-
ciguar el miedo, eliminar el dolor, de producir alegría y de excitar
la compasión.” Decía: quien domina la palabra (retórica) domina
las mentes y el alma de la gente y eso era lo que enseñaba.
Para ECHEVERRÍA (1998), el ser humano es una construcción lin-
güística de carácter social, porque el lenguaje al que se pertene-
ce es una cultura en la que se crece, que permite establecer una
coordinación del comportamiento. Los hombres “somos lo que
somos a partir de las relaciones que establecemos con los demás”.
El sufrimiento es un fenómeno lingüístico, no así el dolor que
tiene una base biológica. Si se sufre es porque se ha hecho inter-
pretaciones que provocan sufrimiento. De la misma manera es el
lenguaje el que permite lidiar con el sufrimiento porque se pue-
den tomar otras interpretaciones.
El lenguaje no es pasivo, al contrario, es activo. No sólo se
interpreta el mundo, sino que se cambia.
Las afirmaciones consisten en interpretaciones o proposicio-
nes acerca de lo que se observa: “la manzana es roja”. Con los
demás se puede compartir esta observación y en este contexto
decir si es verdadera o falsa (no verdadera en el sentido de Ver-
dad, sino en compartir la misma afirmación en el sistema en el
que se está).
“La comunicación humana tiene dos facetas: hablar y escu-
char”. Siempre se ha pensado que el hablar es lo activo y escuchar
es simplemente pasivo, pero el escuchar es lo que da efectiva
validez a lo hablado.
Echeverría rechaza la conocida teoría de la comunicación
basada en el transmisor y el receptor, porque sostiene que ella
surge del estudio de aparatos y no de personas. En la comunica-
ción humana el sentido es lo primordial. Decir y escuchar son
fenómenos distintos y distinto puede ser lo que habla con respecto
de lo que se escucha.
Hablar y escuchar aparentemente son fenómenos distintos,
pero es una distinción artificial, pues son dos dimensiones del

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA