Los trabajadores no somos seres humanos

Autor:Teodoro Santana
RESUMEN

Estamos habituados a oír que los empresarios son “emprendedores”, que hay que subvencionarlos para que “creen puestos de trabajo”. Un favor que nos hacen contratándonos... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Estamos habituados a oír que los empresarios son “emprendedores”, que hay que subvencionarlos para que “creen puestos de trabajo”. Un favor que nos hacen contratándonos y quedándose con buena parte de la riqueza que producimos con nuestro trabajo. Desde La Reserva Federal estadounidense hasta el Banco Central Europeo, se regala dinero público a los grandes bancos que se habían hecho de oro y ahora pasan dificultades. El propio gobierno español regala miles de millones a los promotores inmobiliarios para que estos puedan pagar a los bancos. Eso sí, lo hacen “en beneficio de todos”, para “evitar males mayores”.

La idea general es que los capitalistas son los verdaderos seres humanos, a los que hay que apoyar y proteger desde el Estado para que ellos decidan cuándo y dónde invertir, a quién contratar o despedir. Los verdaderos dueños de su destino (y del de los demás). Todas las leyes, los jueces, la policía y hasta el Ejército, están a su servicio. Y al de sus beneficios. Al fin y a la postre, cuanto más se enriquezcan ellos, más posibilidades hay de que los demás recojamos las migajas. Si a ellos les va bien, vienen a decir, a los demás nos irá bien.

Junto a esos “verdaderos seres humanos”, conviven animales domésticos, Ah, y trabajadores. Dado el carácter benéfico de los burgueses, se preocupan de que esos proletarios tengan, en general, lo suficiente para sobrevivir. Y puedan ir a trabajar a sus empresas, claro. Para que los capitalistas puedan realizar esa labor humanitaria, hay que remover las trabas que le impiden que esos benefactores contraten o despidan a su gusto, y lo más baratito...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA