Formulaciones gráficas

AutorRoberto Dromi
Páginas291-312

Page 291

En este capítulo presentamos en fórmulas gráficas, el contenido y las propiedades del sistema jurídico administrativo. Con la representación sintética y simbólica de los elementos y componentes axiológicos, ontológicos, gnoseológicos y hermenéuticos del Derecho Administrativo, integramos la unidad arquitectónica de la ciencia jurídica, aplicada a las relaciones entre la Administración Pública y los ciudadanos administrados.

Por otra parte, el desagregado de las diversas propiedades de los valores administrativos, a través de los parámetros de fórmulas sociales definen e identifican los propios de cada valor estimable en la relación administrativa, que genera un vínculo recíproco de derecho-deber, de atribución de exigir, con la contrapartida de la obligación que cumplir. Esta cuantificación de los componentes, habilita a los valores como unidad de medida de responsabilidad y de control.

El procedimiento o la técnica de las fórmulas, no son privativas de las ciencias exactas, sino que también son aplicables y utilizables por las ciencias sociales, que ya lo vienen haciendo desde hace tiempo con encuestas y estadísticas en el área sociológica, pero que es proyectable para discernir la verdad a todo el ámbito tecnocientífico, con las adaptaciones particulares de los casos y sus singularidades.

Page 292

Para el Derecho Administrativo la revisión de su "sistema", le reactualiza su vigencia; le renueva su eficacia rectora en la regulación y el control del obrar y del hacer públicos; le compatibiliza con la operatividad de los otros sistemas jurídicos, en especial del Derecho Constitucional y del Derecho Internacional. Así, el Derecho Administrativo preserva su identidad científica, para regular cuestiones del obrar público en otras instancias, ahora también "supranacionales" o supraestatales".

Más concretamente, la explicación de las fórmulas de los valores administrativos, significa un acotamiento cierto de las inmunidades y arbitrariedades del poder público, un correctivo direccional de los fines del Estado, y una provisión práctica para materializar en juridicidad (no sólo en mérito y conveniencia), la eficacia administrativa tanto de la gestión de los que mandan, como de la tutela, protección y reparación de los que obedecen. La justicia administrativa queda más cerca de los administrados, y el Estado de Derecho Democrático goza de remedios idóneos para conservar su buena salud republicana.

Page 293

1. División de los sistemas de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba