Introducción

Autor:Roberto Dromi
Páginas:7-14
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 7

La formulación sistémica del conocimiento jurídico, en materia de Derecho público, es una cuestión tecnocientífica que recobra relevancia y actualidad en nuestro tiempo, como consecuencia de la dinámica y renovación institucionales que experimentan el Derecho constitucional y el Derecho administrativo en los umbrales del siglo XXI.

El estudio del Derecho como sistema tiene una prestigiosa tradición jurídica. Se destacan, entre los más trascendentes, los trabajos de Friedrich Karl von Savigny con su Sistema de derecho romano actual, promediando el siglo XIX y, entre nosotros, tenemos que remontarnos a la propia organización nacional, cuando el padre de la Constitución, Juan Bautista Alberdi, a propósito del Derecho financiero entre la Nación y las Provincias, produce su ensayo sobre el Sistema económico y rentístico de la Confederación Argentina. En el plano de la historia y de la filosofía son conocidos los trabajos de Ortega y Gasset sobre la Historia como sistema y en relación con las instituciones jurídicas, así como la investigación de Víctor Tau Anzoátegui sobre Casuismo y sistema. Es indudable que la ordenación sistémica del Derecho, tanto público como privado, tiene una razón histórica encarnada en el tiempo y en el espacio que funda sustentabilidad vigencial del Derecho. Es más: el crecimiento de la cantidad normativa y el aumento progresivo de la ignorancia jurídica siempre encontraron como remedio la revisión sistémica del Derecho, como una técnica eficaz que desafía desde la racionalidad las frustraciones empíricas del ordenamiento jurídico.

La sucesión de crisis, renovaciones y transformaciones del Derecho público ha tenido como grandes expositores históricos a Duguit y a Posadas, y como pensadores contemporáneos a Eduardo García de Enterría y a Luciano Parejo Alfonso, quienes en todos los casos pusieron la bisagra del cambio en la reformulación constitucional. El tránsito jurídico a la recepción progresiva de instituciones garantistas de los derechos fundamentales y de los valores supremos; y los nuevos modelos de integración económica que abren la instancia de los gobiernos supraestatales y supranacionales, son algunas de las nuevas instituciones jurídicas y políticas surgidas como consecuencia de las demandas sociales de nuestro tiempo. Por su intermedio, el Derecho público en general y el Derecho administrativo en particular recobran su vigencia en el diálogo sociedad-Estado.

A fines del siglo XX, la renovación del sistema del Derecho público empieza por la mutación del Derecho político como consecuencia de la revisión del concepto de soberanía absoluta, relativizado con las soberanías compartidas del Estado-Región y de las comunidades de Estados. A renglón seguido viene la formulación del Derecho constitucional sobre el concepto de Constitución en sentido material, a través del proceso de inter- nacionalización, con la nueva figura de los tratados como fuente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA