Discurso del Presidente de la DAIA

Autor:Jorge Kirszenbaum
Páginas:15-17
 
EXTRACTO GRATUITO
Han transcurrido 30 años, una
generación, desde aquel nefasto 24 de
marzo de 1976. El golpe militar instauró
el terrorismo de Estado, con la
consecuente
abolición de todos
los derechos y
garantías que hacen
a la esencia del
sistema
democrático, de la
convivencia
civilizada, de la vida
en libertad.
Se diseñó y puso en práctica un plan
sistemático de detenciones ilegales,
torturas, asesinatos y robo de bebés
nacidos en cautiverio, todo lo cual
ubicó a nuestro país en un sitial
tristemente célebre por las violaciones
de los Derechos Humanos, la siniestra
creación del término “desaparecidos”
para identificar a aquellos que habían
sido secuestrados por grupos de tareas
de las Fuerzas Armadas y de Seguridad,
y por cuyo paradero clamaban en vano
sus seres queridos.
La masacre perpetrada también cobró
numerosas víctimas entre los judíos
argentinos, en un número
proporcionalmente muy superior al de
su porcentaje en la población
argentina en general. Los judíos en
cautiverio eran víctimas de un trato
más cruel aún, con proliferación de
simbología nazi y agravios antisemitas
por parte de los represores. Ello ha sido
reiteradamente corroborado por
testimonios de sobrevivientes de los
campos de concentración de la
dictadura, y es dable recordar aquí que
el informe “Nunca Más” contiene un
capítulo específico sobre la suerte de
los judíos detenidos desaparecidos.
También debemos recordar que en 1999
una delegación de nuestra entidad, que
tuve el honor de integrar, brindó
testimonio y entregó un voluminoso
documento al juez español Baltasar
Garzón, con un pormenorizado detalle
del ensañamiento antisemita registrado
durante la dictadura, el cual fue
incorporado al dictamen del
magistrado.
La DAIA acaba de celebrar 70 años de
trayectoria en su lucha contra la
discriminación, el antisemitismo y la
xenofobia. La violación de los derechos
humanos durante la dictadura también
impactó significativamente sobre nuestra
entidad, que debió afrontar
responsabilidades inéditas en su historia
ante el clamor y la desesperada búsqueda
de ayuda por parte de familiares de
desaparecidos judíos. Recibió
reconocimientos y también críticas y
cuestionamientos por su actuación
durante aquellos años terribles.
En el año 2001 resolvimos crear la
Comisión para el Estudio y Análisis del
Rol de la Institución durante el
período 1976-1983, integrada por
prestigiosos investigadores y dirigentes
Discurso del Presidente de la DAIA,
Dr. Jorge Kirszenbaum

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA