Discurso de la vicepresidente de Abuelas de Plaza de Mayo

Autor:Rosa Roizinblit
Páginas:13-14
 
EXTRACTO GRATUITO
Me siento muy honrada de integrar una
mesa como la que hoy tenemos aquí.
Están acá, además del Sr. Secretario de
Derechos Humanos de
la Nación,
prácticamente todos
los integrantes de
aquella mesa que juzgó
las tres primeras
juntas de Gobierno de
la dictadura (yo
siempre me pregunto
por qué la cuarta no,
pero ese es tema de
otro momento, la
cuarta se salvaba no sé por qué).
Treinta años es una cifra muy redonda,
pero nosotras, las Abuelas de Plaza de
Mayo, todos los días de todos los años
de estos treinta años hemos estado
luchando y bregando por la verdad, por
la justicia, yendo detrás de cada una de
las posibilidades para saber qué pasó
con nuestros hijos, pero lo más
tremendo resultó después cuando nos
dimos cuenta de que a los recién
nacidos, a los bebés tampoco nos los
iban a entregar. Entonces ahí nos
dirigimos con ese solo objetivo de la
búsqueda en nuestros nietos, de tratar
de encontrarlos. No sabíamos cómo
hacer porque no había ningún texto
donde aprender qué hacer para
encontrar los nietos y, si alguna vez
encontrábamos un chico, cómo íbamos
a hacer para identificarlo, para saber a
qué familia pertenece. Todo fue muy
difícil, pero ahí estábamos las Abuelas.
No hay abuelas que busquen a sus
nietos secuestrados en ningún país del
mundo, señores; en ningún país del
mundo era necesario hacer el trabajo
que nosotras estamos haciendo. Y así,
poco a poco, fuimos luchando y fuimos
obteniendo logros porque nuestros
nietos son los desaparecidos con vida,
porque nuestros nietos están vivos y
nosotros los estamos encontrando.
Todo ser humano tiene derecho a
conocer su verdadera identidad, y
bueno, nuestros nietos tienen ese
derecho. Siempre hemos dicho que en
nuestra institución, los protagonistas
son los nietos, pero ¿y nosotras? Yo
llego a la conclusión: ¿y nosotras no
tenemos derechos? También tenemos
derechos: tenemos derecho a saber
dónde están nuestros nietos, tenemos
derecho de encontrarlos, tenemos
derecho de poder abrazarlos. Cuando
los niños eran pequeños, cuando recién
empezamos, exigíamos que el niño
regrese a la familia biológica, hoy
nuestros nietos no son más niños, son
hombres y mujeres de 25 y más años.
No vamos a exigir eso, solamente
pretendemos que recuperen su
verdadera identidad. Estamos hablando
de identidad, yo creo que la Argentina
debe recuperar su verdadera identidad.
No solamente nosotros, toda la
sociedad argentina, pienso yo, se vio
afectada por la dictadura militar, no
solamente nosotros que éramos los
afectados directos, le afectó a toda la
sociedad argentina aunque, al principio,
todos daban vuelta la cabeza para un
costado y decían: “bueno, a mí no me
pasó” o “por algo será” o todas esas
cosas que todos sabemos. Hoy por hoy,
Discurso de la vicepresidente de Abuelas de
Plaza de Mayo, Rosa Roizinblit

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA