Las obras del Maldonado: un pozo al final del túnel

Autor:Haydeé Breslav
Cargo:Cooperativa EBC
RESUMEN

"... determinaron que lo mejor era traspasar el muerto al arroyo", cuenta Borges en Hombre de la esquina rosada, cuya acción, como se sabe, se desarrolla en las cercanías del Maldonado. (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

"… determinaron que lo mejor1 era traspasar el muerto al arroyo", cuenta Borges en Hombre de la esquina rosada, cuya acción, como se sabe, se desarrolla en las cercanías del Maldonado. De no pertenecer a un texto tan conocido, la frase podría tomarse como una metáfora de las irregularidades que se achacan a la obra en la cuenca, que decidieron a los jueces a ordenar la suspensión de los trabajos. Disposiciones arbitrarias e inconsultas, sobreprecios, contaminación ambiental, licitaciones y adjudicaciones sospechosas, procedimientos dudosos, son algunas de las acusaciones que conforman el entramado de este conjunto de circunstancias, donde es fácil conjeturar que se agitan intereses turbios y ocultos como las aguas que las obras prometen encauzar.

El 31 de julio último la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario, decidió, en fallo dividido, rechazar el recurso de queja interpuesto por el Gobierno de la Ciudad y ratificar la suspensión de las obras del Maldonado. Votaron en ese sentido los jueces Carlos Balbín e Inés Weimberg, mientras que el magistrado Esteban Centenaro se pronunció a favor de la reanudación de los trabajos.

El 3 de julio último, el titular del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 1, Juan Vicente Cataldo, había ordenado al Gobierno de la Ciudad que suspendiera la construcción del denominado "pozo único" de la obra de los túneles aliviadores del Arroyo Maldonado.

De esta manera, el magistrado hizo lugar al recurso de amparo interpuesto por el legislador con mandato cumplido Milcíades Peña y los actuales legisladores Sergio Abrevaya y Facundo Di Filippo, ambos de la Coalición Cívica, quienes cuestionaron fundamentalmente las modificaciones en la obra, por considerarlas inconsultas y violatorias de la ley 1660, así como por su efecto contaminante en el acuífero Puelche y por el incremento sobre el precio original.

El fallo

"Está acreditado, y lo reconoce el Gobierno, que se ha instrumentado un cambio en el proyecto original de la obra", expresa el juez en los fundamentos de su fallo. Dice también que "la modificación es de importancia, no sólo en cuanto a su mayor costo sino en cuanto a la distinta obra física que requiere" y precisa más adelante que "no se ha podido ubicar ningún acto administrativo que autorice esa modificación."

Con referencia al aspecto ambiental, manifiesta el magistrado que "el demandado alega que la variante no afecta el Acuífero, pero el punto es central en la controversia y no aparece claramente despejado, y esta claridad se torna imperativa teniendo en cuenta las eventuales consecuencias negativas que podrían producirse si efectivamente hubiera afectación."

Consultado al respecto el vocero del Ministerio de Desarrollo Urbano, Sergio Levit, nos manifestó que "cuando se conoció el amparo, el pozo, que tiene 40 metros de diámetro y 38 de profundidad, estaba terminado" y que "la ciudad de Buenos Aires apeló el fallo y el procurador, Pablo Tonelli, pidió que se habilite la feria judicial para que se trate el tema."

Por su parte, el Gobierno de la Ciudad informó que su jefe, Mauricio Macri, en declaraciones formuladas al término de una reunión de gabinete posterior al fallo, señaló que en esa oportunidad "también se analizo la marcha del plan de obras hidráulicas en el arroyo Maldonado, que ‘son importantísimas para terminar con las inundaciones y mejorar la calidad de vida de la gente’" y "apuntó que los trabajos previstos no generan ‘ningún riesgo de contaminación’ para la reserva subterránea del acuífero Puelche".

Antecedentes

El 17 de marzo de 2005 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, a partir de un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, cuya jefatura ejercía entonces Aníbal Ibarra, y con los votos del PRO, el kirchnerismo y el ibarrismo, sancionó la Ley 1660, en virtud de la cual se autorizaba al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA