El Juez, la construcción de los hechos y el Estado de excepción: un análisis del caso Lula

Autor:Silvio Luis Ferreria da Rocha
Cargo:Maestro y Doctor en Derecho Civil por la PUCSP. Doctor y Libre-Docente en Derecho Administrativo por la PUCSP. Profesor Asistente Doctor de la PUCSP. Juez Federal Titular del décimo Tribunal Penal en Sao Paulo.
Páginas:462-482
 
EXTRACTO GRATUITO
El Juez, la construcción de los hechos

del caso Lula
Silvio Luis Ferreira da Rocha
1
En diferentes artícu los, traté de poner de relieve la impor-
tancia del papel del magistrado en la eficacia y el respeto de
los derechos fundamentales, incluso ante el delicado tema de la
corrupción, que suscita en diversos segmentos sentimien tos
sociales justos de asco.
Me llamó la atención el hecho de que un sistema eficiente
de liquidación y rendición de cuentas de los actos de corrup-
ción, que todos nosotros deseamos, debería:
a) tener una comprensión precisa de la interdependencia
entre el estado y el mercado y lo mucho que un sistema eco-
nómico capitalista tiende a estimular y estimular los actos de
corrupción pública y privada;
b no deslegitimar al estado como instancia capaz de regular
los conflictos sociales y reducir las desigualdades;
c) no tratar los actos de desaprobación y persecución de la
corrupción como escándalos o espectácu los;
d) no criminalizar la política, ni tratar de deslegitimarla
como principal mediador de los conflictos sociales en una
sociedad democrática;
e) no actuar de manera condescendiente con los agentes
económicos verdaderamente responsables de la corrupción de
los agentes privados y públicos, otorgando importantes bene-
ficios criminales y de procedimien to para la mera privación de
los participantes o delitos de menores Importancia;
1 Maestro y Doctor en Derecho Civil por la PUCSP. Doctor y Libre-Docente en Derecho
Administrativo por la PUCSP. Profesor Asistente Doctor de la PUCSP. Juez Federal Titular del
décimo Tribunal Penal en Sao Paulo.
462 | SECCIÓN ESPECIAL
f) establecer y llevar a cabo una cualificación rigurosa de los
actos practicados y evitar generalizaciones incompatibles con el
principio de estricta legalidad, que debe guiar la persecución
criminal en las sociedades democráticas, y, con ello, clasificar
como actos de corrupción que no serían;
g) garantizar en el contexto de un sistema democrático un
juicio justo a todos los acusados, que, entre otras garantías, exi-

Entre la exigencia de asegurar, en el contexto de un sistema
democrático, un juicio justo a todos los acusados, está el de
condenar a alguien, en especial en el ámbito penal, sólo cuando
está cierta la ocurrencia de un crimen y comprobada por prue-
bas acerca de su autoría, coautoría o participación.
Esto plantea el delicado problema de la justificación de las
sentencias. Es cierto que prevalece el sistema de persuasión
racional en el que el juez tiene el deber de fundamentar su
decisión, de indicar las razones y circunstancias que lo llevaron
a admitir la veracidad de los hechos sobre los que basó la deci-
sión. Sin embargo, este sistema de persuasión racional no se
contentaria, tan sólo, con la producción de una motivación clara
y coherente, pero requeriría más, como la existencia efectiva
de los hechos confirmados por el análisis crítico de todas las
pruebas disponibles.
2
Un caso que suscitó controversia entre los profesionales del
área jurídica fue el proceso incoado contra el ex presidente Luis
Ignacio Lula da Silva, conocido como el caso del triplex. Básica-
mente, la controversia reside en saber si las pruebas producidas
en los autos justificarían la condena del ex presidente.
El resumen de la denuncia, localizado en los distintos
apartados abajo, transcritos de ella misma, conforme abundante
puesta a disposición en innumerables sitios de internet revela
que ella trata de un típico caso de corrupción bilateral en que
habría por parte de empresarios la oferta o promesa de ventaja
2 Michelle Taruffo,
Una simple verdad: el juez y la construcción de los hechos,
p. 278
El Juez, la construcción de los hechos y el estado...
|
Silvio Luis Ferreira da Rocha
SECCIÓN ESPECIAL | 463

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA