Humillación y transgresión: hacia una cultura de la dureza

Autor:Esteban Rodríguez Alzueta
Cargo:Docente e investigador de la UNQ
Páginas:141-146
1
HUMILLACIÓN Y TRANSGRESIÓN: HACIA UNA CULTURA DE LA DUREZA
Por Esteban Rodríguez Alzueta1
El vértigo, el miedo a caer, es la metáfora que usó el criminólogo Jock Young para
señalar los temores ante la posible caída, y sobre todo, las prácticas que
activaban esos temores, entre ellas, el resentimiento.
Las transformaciones económicas durante el neoliberalismo produjeron un
malestar social que reconocimos en la inclusión precaria y en el trabajo sin
empleo. Esa inseguridad económica se vivió con inseguridad ontológica. El riesgo
a perder el trabajo, a quedar fuera de la sociedad del consumo, se convertía en el
temor a perder el status con todas las privaciones que eso significa. Cuando el
estilo de vida depende del estándar económico, del buen pasar que llevamos, y se
puede perder el trabajo de un día para el otro, se corroe el carácter del trabajador
(Sennett; 1998),y cunde la desorientación, el mareo, la inestabilidad. Los hechos a
nuestro alrededor empiezan a aturdirnos, generan vértigo y tememos también
caer. Por eso tendemos a aferramos a lo primero que tenemos al lado: los
prejuicios, los lugares comunes. Como dice el refrán: más vale malo conocido que
bueno por conocer. El blanco será el negro.
Una de las respuestas frente a este miedo difuso es el resentimiento. A través del
resentimiento los miedos abstractos se vuelven miedos concretos. Las personas
resentidas son aquellas que empiezan a flaquear o debilitarse, a sentir en uno
mismo pesar o enojo. Se enojan y no saben por qué o con quién enojarse. Si se
mira de cerca nos daremos cuenta de que el resentimiento es un sentimiento que
1 Docente e investigador de la UNQ, autor de "Temor y control. La gestión de la inseguridad como
forma de gobierno" (Futuro Anterior, 2014). http://rodriguezesteban.blogspot.com/

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba