Dilemas en asuntos de naturaleza sucesoria en Cuba

Autor:1.Estrella Mariño Sotomayor - 2.Ediltrudis Panadero de la Cruz
Cargo:1.Notaria de Santiago de Cuba - 2.Profesora Titular de la Facultad de Derecho. Universidad de Oriente.
RESUMEN

Al fallecer una persona será necesario encauzar la sucesión de los bienes y derechos de los que era titular y que no se extinguen con la muerte

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
A manera de Introducción:

Al fallecer una persona será necesario encauzar la sucesión de los bienes y derechos de los que era titular y que no se extinguen con la muerte. Existen dos vías fundamentales para encauzar la sucesión mortis causa: la testamentaria y la intestada, aunque no vistas de forma excluyente, pues son comunes las situaciones en que ambas concurren y dan lugar a la sucesión mixta.

La sucesión testamentaria supone la existencia de un testamento que disponga el destino que ha de darse al patrimonio del causante; por su parte, la sucesión intestada tiene lugar cuando a falta de disposición testamentaria efectiva, se produce el llamamiento de las personas que han de suceder al causante por determinación de la ley.

El predominio de la sucesión mortis causa en la vida civil es cada vez mayor, alcanzando reconocimiento constitucional el derecho a la herencia.

Es la función notarial la que está llamada a ordenar el destino que ha de darse al patrimonio de una persona al producirse su fallecimiento, con arreglo al tipo de sucesión procedente, en un estado no litigioso. Ello está fundamentado en el contenido de la función notarial, que se integra fundamentalmente de su labor asesora, legitimadora y autenticadora.

El notario es un asesor imparcial de quienes reclaman sus servicios, aconsejándoles sobre los medios jurídicos más adecuados para el logro de sus fines, adapta el hecho o acto sometido a su arbitrio a la forma exigida por la ley, dotándolo de veracidad y convirtiéndolo en un documento fehaciente, donde consten de manera irrefutable las relaciones jurídicas que contiene.

Lo expuesto valida la razón por la cual el notario desde su surgimiento se vinculó en su actuación a los asuntos sucesorios, limitándose en sus inicios a la autorización de los actos de última voluntad, extendiéndose posteriormente su intervención a la sucesión intestada, confiriéndosele el conocimiento y tramitación de las actas de declaratorias de herederos.

El perfeccionamiento de las normas jurídicas ha traído como consecuencia que la intervención del notario en materia sucesoria se haya incrementado día a día, logrando dominar la mayoría de las instituciones sucesorias, lo que se revela por el hecho de que una gran parte de los documentos que obran en los protocolos notariales tengan en su contenido la instrumentación de las distintas figuras sucesorias, unido a ello no se ha logrado alcanzar claridad conceptual y doctrinal sobre ciertas instituciones y procederes, produciéndose escollos que colocan en disyuntivas a quienes asistidos de algún derecho pretenden canalizarlo.

Revisadas varias fuentes bibliográficas se comprobó que existen estudios sobre el desempeño del notario en los asuntos sucesorios en general, sin evaluar la calidad de las normas que regulan su actuación, ni los dilemas a los que se enfrenta.

De ahí que el problema que origina este trabajo sea: ¿Cuáles son los dilemas a los que se enfrenta el notario en materia sucesoria en Cuba?. Empleamos como métodos de investigación el teórico jurídico, el histórico, el jurídico-comparado y el exegético de las normas sustantivas y notariales, así como nos auxiliamos también del método sociológico con técnicas relativas a criterios de especialistas, la revisión de documentos referidos a las disposiciones de la Dirección de Notarías y Registros Civiles del Ministerio de Justicia de Cuba que complementan la intervención del notario en asuntos sucesorios, así como los asientos del Registro de Actos de Última Voluntad y de Declaratoria de Herederos del citado ministerio.

Consideramos que la visión doctrinal del asunto colisiona con la realidad positiva existente y que se impone uniformar la interpretación de las normas sustantivas y notariales para favorecer la labor de los operadores jurídicos.

Por ello ha sido nuestro objetivo diagnosticar las principales problemáticas existentes en materia sucesoria en la actuación notarial en Cuba, a partir de su identificación y proponiendo alternativas de solución a éstas, valorando si las problemáticas son consecuencia de la ausencia de un pronunciamiento del Código Civil y el Reglamento Notarial, imprecisiones de estos cuerpos legales o inobservancia de ellos por parte de los operadores jurídicos.

Con esta perspectiva evaluamos algunos de los dilemas de la intervención notarial en la sucesión testamentaria y en la sucesión intestada.

El trabajo está dirigido a los operadores jurídicos, fundamentalmente a los notarios, y si en alguna medida se contribuye a alcanzar los objetivos propuestos ganará con ello la actividad asesora, autenticadora y legitimadora del fedatario.

Desarrollo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA