Judaísmo, Cristianismo, Islam: ¿Amor o violencia? Pluralismo y democracia: la disputa teológico-política actual

Autor:Eduardo Ruiz Pesce
Cargo del Autor:Doctor en filosofía. Profesor de Filosofía de la Historia y de Metafísica en la Universidad Nacional de Tucumán. Director e Investigador del Centro de Estudios Paideia/Politeia. Ex investigador del CONICET y de la U.N.T.
Páginas:83-115
 
EXTRACTO GRATUITO
JUDAÍSMO, CRISTIANISMO, ISLAM:
¿AMOR O VIOLENCIA?
PLURALISMO Y DEMOCRACIA:
LA DISPUTA TEOLÓGICO-POLÍTICA ACTUAL
Eduardo Ruiz Pesce*
1. PINTAR LA ALDEA, PINTAR EL MUNDO. MONOTEÍSMO: ¿AMOR O
VIOLENCIA?
La disputa desde la aldea del Tucumán en torno a
Gaspar Risco Fernández: Monoteísmo ¿violencia o amor?
Pinta los avatares del monoteísmo abrahámico de tu aldea local del
Tucumán y pintarás las desventuras teológico-políticas de las religio-
nes abrahámicas en la aldea global ecuménica actual. Para corroborar-
lo bastaría ver el aire de familia que hay entre dos actos universitarios;
el primero fue la polémica desatada por unas palabras pronunciadas en
el acto laudatorio de Gaspar Risco Fernández, en que la Universidad
Nacional de Tucumán le confería justicieramente la dignidad de Pro-
fesor Emérito de esa casa de estudios superiores; la segunda polémica,
de alcance global y ecuménico, fueron las palabras que el actual pontí-
fice, Benito XVI, el profesor alemán de teología pronunciara el 12 de
Septiembre de este mismo año en la universidad de Ratisbona.
El hilo conductor que anuda ambas polémicas es, en esencia, tal
como se entiende aquí al menos, la relación que habría entre dos inter-
* Doctor en filosofía. Profesor de Filosofía de la Historia y de Metafísica en la Uni-
versidad Nacional de Tucumán. Director e Investigador del Centro de Estudios
Paideia/Politeia. Ex investigador del CONICET y de la U.N.T.
cuartas gentile.pmd 29/01/2014, 12:4583
84 INSTITUTO ARGENTINO JACQUES MARITAIN
pretaciones divergentes de las religiones abrahámicas, ¿es el mono-
teísmo abrahámico el responsable del amor o de la violencia en el
mundo? Tal es nuestra pregunta capital, que sólo podrá abordar desde
la interpretación de la cuestión teológico-política central de nuestro
tiempo: ¿qué papel le caben y le deben caber al pluralismo, el diálogo y
a la democracia en nuestro tiempo?
En las palabras laudatorias sobre Gaspar Risco Fernández se lo pre-
sentó expresamente como el testimonio de un maestro de filosofía en
la paideia/politeia cristianas en la Universidad Nacional de Tucumán,
y expresamente se destacó su compromiso intelectual y político, por un
pensamiento abierto a la teología y filosofía cristianas, incardinadas en
el pensamiento latinoamericano, entendido en la encrucijada de una
lectura de Tomás de Aquino, que sea fiel a la “evangelización constitu-
yente” de América Latina. En este sentido GRF viene estudiando y
enseñando, en continuidad con el pensamiento de Santo Tomás de
Aquino, el pensamiento de la Escolástica Española, de la Escuela de
Salamanca, tras las huellas de Bartolomé de las Casas y de Francisco
de Vitoria, y sus proféticas autocríticas a la razón colonial; punto des-
de el cual, asumiendo a Jacques Maritain, como pionero del pensamiento
pluralista, dialógico y democrático para nuestro tiempo, indica que des-
de Maritain, tenemos que ir más allá de Maritain, desde Latinoamérica.
El magisterio testimonial de Risco Fernández conjuga este tesoro
sapiencial del pensamiento teológico Iberoamerindio, con el corazón
comprometido por el prójimo, por todo prójimo, en una inclaudicable
opción por los pobres como inculturación del Evangelio. Palos porque bo-
gas, palos porque no bogas; análogamente a lo que le sucedió a Maritain,
Risco Fernández fue acusado de derechista y de filocomunista; pero lo
cierto es que, aun en los tiempos duros y oscuros de las últimas dos
dictaduras militares en Argentina —de 1966 y de 1976—, estuvo siem-
pre, hasta hoy, en la trinchera de los humillados y excluidos de siem-
pre. Fue GRF quien pioneramente, desde Tucumán, trabajara en la
Argentina de los años sesenta con la pedagogía del oprimido y la educa-
ción como práctica de la libertad del pedagogo brasileño Paulo Freire;
siempre se mantuvo vigilante de las mejores expresiones de la teolo-
gía de la liberación; y esas reflexiones las encarnaba cotidianamente
en su magisterio universitario y en las acciones de política cultural de
Tucumán y de la Región del Noroeste Argentino… hasta el día de hoy,
en el que sigue en esa “vigilia constante” por el Ethos Cultural del NOA
incardinado en Iberoamerindia.
cuartas gentile.pmd 29/01/2014, 12:4584
85I. LA DEMOCRACIA EN UN MUNDO PLURAL
El affaire de la polémica en torno a esas palabras del homenaje a
Gaspar Risco Fernández cuando se le nombrara profesor emérito se hizo
público por parte de colegas, que salvaguardando y rindiendo homena-
je al pluralismo y la actitud abierta y solidaria de GRF, impugnaban la
presunta visión dogmática, oscurantista y poco pluralista de las pala-
bras laudatorias que se dijeron en dicho acto, ya que a su juicio traicio-
naban al verdadero pluralismo de Risco Fernández. Va de suyo que quie-
nes realizaban esta crítica pretendían abogar, ellos sí, por una sedicente
visión pluralista y verdaderamente universitaria, rechazando la falta
de pluralismo y el sectarismo de esa visión teológico-político cristiana
del homenajeado.
Engarzando con esa polémica se sumó otra en la que un profesor
cristiano de filosofía, tucumano, Jorge Saltor, quien descalificaba el
valor del debate del “affaire Risco Fernández”, y dirigía su atención a un
artículo de otro profesor de filosofía tucumano, el confeso no creyente
Jorge Estrella, que meditaba sobre la relación entre Monoteísmo y Vio-
lencia. Estrella, a su vez, se apoyaba en la tesis del filósofo francés Michel
Onfray, en su Tratado de Ateología; la tesis central de este libro sostie-
ne categóricamente que hay una relación históricamente comproba-
ble entre la violencia y el dogma del monoteísmo de judíos, cristianos
y musulmanes; y ello —afirma Onfray— es claramente detectable en los
textos y en las políticas fundamentales de las religiones monoteístas; lo
que se patentiza en el hiperterrorismo islámico actual, y sus proclamas
acerca de la “guerra santa”.
Lo notable de la posición del cristiano Saltor es que, si bien no acep-
taba la tesis de Estrella, la reformulaba, diciendo que la única violen-
cia que acepta el judeo-cristianismo es la referida a sí mismo, pero no
a otro, cuando dice que “la única violencia justificada es la que se dirige
contra uno mismo, cuando no se respeta el ideal que propone el Levíti-
co: la santidad”. Pero el costado político omitido en estas reflexiones
“ateológicas” o “teológicas” de Estrella y Saltor es tanto o más importante
que lo dicho. El hecho “político” que despertó la reflexión de Onfray, y tras
él la de Estrella y Saltor, fue el atentado a las Torres Gemelas del 11 de
Septiembre del 2001. Y, aunque difieran —y no poco— las posiciones de
ambos filósofos tucumanos respecto de su valoración del Occidente y del
valor de la racionalidad filosófica occidental, ambos, quizá sin saberlo,
comulgan en la ideología occidentalista, que puede simpatizar ya con
el dictador chileno Pinochet, ya con el liberalismo capitalista argenti-
no. Y así, quizá de un modo inconciente pero no inocuo, ambos filósofos
tucumanos —como el francés Onfray— se alinean en la “guerra santa”
occidental, liderada por el emperador George Bush II, contra los here-
cuartas gentile.pmd 29/01/2014, 12:4585

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA