España.Cada vida importa

Autor:Manuel Cruz.
Cargo:Analista político

En un ambiente festivo, con numerosa presencia de jóvenes y familias.

En torno al millón y medio de personas, según estimaciones de los organizadores y de la Comunidad de Madrid, se sumaron en la tarde de ayer, en un alegre ambiente festivo y bajo un acariciante sol otoñal, a la manifestación a favor de la vida, la mujer y la maternidad, bajo el lema ‘Cada vida importa’ . Sin duda fue la concentración de mayor importancia que se ha registrado hasta ahora en España en repulsa de una ley del aborto que introduce el concepto de “derecho” de la mujer a destruir libremente y sin alegar ninguna excusa, la vida del hijo en las primeras 14 semanas de gestación.

Los organizadores habían calculado que más de un millón de personas se sumarían a la marcha, convocada por 42 asociaciones civiles, entre ellas el Foro Español de la Familia (FEF), Derecho a Vivir (DAV), HazteOír.org, la Asociación católica de Propagandistas, Médicos por la Vida, Ginecólogos por el Derecho a Vivir, asociaciones provida, educativas y los científicos firmantes de la ‘Declaración de Madrid’. Pero sus previsiones se vieron desbordadas por la realidad al extremo de que, hacia las seis y media de la tarde, estaba por completo cubierto todo el recorrido de la manifestación, desde la Puerta del Sol a la Puerta de Alcalá así como buena parte de las calles adyacentes. Entre la multitud que en la distancia parecía una marea roja por la cantidad de camisetas y atuendos de este color, se pudo detectar, sin ocupar lugar destacado alguno, la presencia de destacados miembros del Partido Popular, entre ellos la del ex presidente del Gobierno José María Aznar; su esposa, la segunda teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella; el eurodiputado Jaime Mayor Oreja y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, así como la secretaria general, María Dolores de Cospedal y numerosos diputados y senadores. A propósito de la presencia de estos y otros políticos, entre ellos un alcalde socialista, los organizadores pusieron de manifiesto que ellos habían convocado a los 46 millones de españoles “siempre que compartan nuestro criterio” y que los políticos eran unos más entre ellos. Aunque se observó la presencia de algunos sacerdotes, fue clara la ausencia deliberada de obispos en la manifestación a propósito de lo cual el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, sostuvo que la Iglesia católica siempre ha defendido el derecho a la vida. Era evidente, en todo caso, que esta ausencia se debía al deseo del episcopado de no interferir en una iniciativa puramente cívica y laica a fin de no desvirtuar la motivación de la convocatoria aunque coincida con los postulados doctrinales y morales de la Iglesia. Las dos pancartas con las leyendas ‘Por la vida, la mujer y la maternidad. Cada vida importa’ –portada por los representantes de las 42 asociaciones convocantes, a cuya cabeza estaba el presidente del Foro Español de la Familia (FEF), Benigno Blanco– y ‘Mujeres contra el aborto’ –que llevan las periodistas Cristina López Schlichting, Isabel San Sebastián, Isabel Durán, María Pelayo y María López, fundadoras de la plataforma del mismo nombre, entre otras– llegaron a la Puerta de Alcalá a las seis en punto de la tarde y abriendose paso entre una multitud que esperaba desde mucho antes…

La responsabilidad de los hombres en el aborto, reivindicada por Eduardo Verástegui

La música sonaba a esas horas en la Plaza de la Independencia, donde, en un escenario orientado hacia la Plaza de Cibeles, el acto había comenzado con la intervención de los testimonios internacionales, a las que siguieron unas palabras del actor Eduardo Verástegui, protagonista de la película “Bella”, en las que reivindicó el protagonismo y la responsabilidad del hombre en el embarazo y, en consecuencia, en el aborto cuando se impone la cobardía ante la vida por nacer. Poco después de las seis y media, se desarrolló un acto de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba