Veinte años de cárcel para un homicida

 
EXTRACTO GRATUITO

Apenas a dos metros del hombre que acababa de ser condenado a 20 años de prisión por matar a su hija, Celina Bergantiños, Lilian Castaño, apretó el ramo de flores que tenía entre sus manos y contuvo su llanto. El Tribunal Oral N° 12 consideró que el marido de la mejor amiga de su hija fue el responsable del homicidio de la diseñadora de interiores de 29 años, ocurrido hace dos años en un departamento de San Telmo.

Hace una semana, la Justicia indagó como presunta coautora del homicidio a la mejor amiga de la víctima y esposa del condenado, Miguel Ángel Santa Marinha. Esto significa que, en caso de que el proceso contra la mujer avance, se podría realizar en el futuro un segundo juicio oral por el homicidio de Bergantiños, que trabajaba en el complejo Buenos Aires Design.

La sentencia fue dictada ayer por el tribunal integrado por Claudia Moscato, Darío Medina y Luis Márquez, que consideraron a Santa Marinha, de 36 años, como autor material de "hurto agravado por uso de llave o ganzúa en concurso real con homicidio simple y hurto simple".

Los jueces del tribunal consideraron que el acusado también habría sido responsable de dos robos cometidos en la casa de la diseñadora, uno antes y otro al día siguiente del homicidio.

Vestido con jeans y camisa a cuadros, Santa Marinha se sorprendió al escuchar la pena que le impuso el tribunal y apenas terminó la lectura del veredicto lo retiraron de la sala esposado.

"Esperábamos más, queríamos reclusión perpetua, pero igual agradezco el trabajo de la fiscal de instrucción Paula Asaro y de Gustavo Gerlero, que estuvo a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA