Administración, Trabajo y Salud (I)

Autor:Gualberto Milocco
Cargo:Contador Público (UNLitoral)
RESUMEN

En este ensayo pretendemos someramente reconocer el escenario y realizar el esfuerzo para aportar a la necesidad de replantear algunas teorías y fundamentalmente la práctica de la administración. En una perspectiva sistémica holística, reflexionamos sobre las modificaciones que estimamos deberían producirse, considerando a la persona como centro del ecosistema y la necesidad de sociosistema... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Primera Parte

“El trabajo es una de las características que distinguen al hombre del resto de las criaturas, cuya actividad, relacionada con el mantenimiento de la vida, no puede llamarse trabajo; solamente el hombre es capaz de trabajar, solamente él puede llevarlo a cabo, llenando a la vez con el trabajo su existencia sobre la tierra. De este modo el trabajo lleva en sí un signo particular del hombre y de la humanidad, el signo de la persona activa en medio de una comunidad de personas; este signo determina su característica interior y constituye en cierto sentido su misma naturaleza¨

¨… el trabajo humano es una clave, quizá la clave esencial, de toda la cuestión social, si tratamos de verla verdaderamente desde el punto de vista del bien del hombre. Y si la solución, o mejor, la solución gradual de la cuestión social, que se presenta de nuevo constantemente y se hace cada vez más compleja, debe buscarse en la dirección de «hacer la vida humana más humana» entonces la clave, que es el trabajo humano, adquiere una importancia fundamental y decisiva¨

Encíclica Laborem Exercens, SS Juan Pablo II

INTRODUCCION

Como sostuvimos en trabajos anteriores en la posmodernidad se acentuó el paradigma sobre el cual se construyeron las teorías en administración y su aplicación práctica.

Esa matriz disciplinar está caracterizada por:

• Una teleología de crecimiento patrimonial, en un enfoque individualista (la del propietario de los medios de producción)

• Búsqueda de la eficiencia como propósito dominante.

• Absoluta preeminencia de lo económico-financiero sobre toda otra cuestión; la rentabilidad financiera del capital invertido, como camino e indicador

• La supremacía del mercado, en la determinación de la producción de bienes y servicios.

• Fortalecimiento que las personas son recursos humanos, y como tal deben aportar a la rentabilidad financiera

A partir de la crisis mundial que se manifestó rotundamente desde el 2008, con sus consecuencias en la salud de los trabajadores, y en especial extremas secuelas como la sucesión de suicidios ocurridos en varias empresas europeas, se instaló definitiva y fuertemente la preocupación por la correlación trabajo-salud.

Desde nuestra disciplina, no ha existido reacción a las manifestaciones y secuelas, analizando esa correlación (que, insistimos, está sustentada en la matriz caracterizada).

En este ensayo pretendemos someramente reconocer el escenario y realizar el esfuerzo para aportar a la necesidad de replantear algunas teorías y fundamentalmente la práctica de la administración.

Para ello, detallaremos el marco teórico que sustenta nuestra postura, apelaremos a algunos estudios y análisis que estimamos ejemplificativos sobre la relación trabajo-salud, los confrontaremos con algunas entrevistas realizadas, para luego intentar, a manera de conclusiones, establecer algunas propuestas como guía de acción futura.

Parte 1

¿QUE SON LAS ORGANIZACIONES?

Nos parece importante comenzar el marco teórico con una aproximación al concepto de organización. Estimamos que, de alguna manera, la concepción que se asuma establece el marco central del análisis.

Pfeffer (2000:5,16) sostiene que gran parte de los estudios sobre las organizaciones se realizaron en las Facultades de Administración, que aunado a la proliferación de teorías, ha permitido un énfasis excesivo del enfoque económico y su lógica. Incluso debe reconocerse que muchas escuelas de administración surgieron de los departamentos de economía.

Ello, ha conducido a centrar la atención en temas específicos (por ejm, el desempeño, la supervivencia, el liderazgo) y al énfasis de un nivel más limitado de análisis (individual y organización específica). La explicación del comportamiento organizacional a través de los modelos usualmente utilizados (económico, social, racional retrospectivo y cognitivo) están fundados en esas premisas. La excepción sería el modelo basado en las ideas de Eltzioni (denominado por algunos autores como ¨moral¨) pero es más un modelo propuesto que extraído de la praxis

Esas circunstancias y el escenario postmoderno, determinaron la matriz disciplinar a la que hacíamos referencia en la introducción.

Coincidentemente, la división social del trabajo le asignaba a las empresas un rol exclusivamente económico.

Así se plasmó en la gestión de las organizaciones (especialmente de las privadas), en los distintos niveles jerárquicos, incluso en los inferiores, entre otras cuestiones, que los trabajadores son un recurso más.

Por ejemplo, en Argentina setiembre 2010, una Facultad pública ofreció un seminario taller sobre “Reingeniería de Recursos Humanos”, y los difundió con el siguiente mensaje: “La importancia de planificar estratégicamente los recursos humanos dentro de una organización, realizando una verdadera reingeniería humana, que acompañada por la reingeniería técnica permite optimizar su capital humano en beneficio del retorno tangible que los mismos brindan a la institución a la cuál pertenecen”. Nótese que, además, subyace la idea de manipulación de las personas.

No pretendemos en este trabajo analizar la amplísima variedad de conceptos de Organización. Nos interesa resaltar algunas dimensiones y características que enmarquen y nos orienten en nuestro propósito.

Unidad Social

Siguiendo el pensamiento de Etzioni, consideramos a las organizaciones como unidades socialmente construidas. Ello nos indica que:

• forma parte de una sociedad mayor, una comunidad, de un territorio (aunque no esté físicamente presente).

• Por ser un sistema abierto (o semiabierto) tiene roles sociales que debe cumplir.

• En una perspectiva sistémica holística ese rol trasciende lo económico

• Asimismo, es en sí, un conjunto de relaciones, especialmente entre sus integrantes, su elemento núcleo (que marca la preocupación por el sujeto).

• En consecuencia, puede intentar construirse a si misma, en un contexto dado. En otros términos, basados en la teoría de autopoiesis de Maturana, consideramos que hay cierta autonomía que les permite darse sus propias normas y en esa construcción tener su propia autoorganización e identidad, en un proceso interactivo con su contexto (influyendo y adaptándose).

• Schvarstein (1997:14) sostiene que el producto de la organización es ella misma; lo que comúnmente consideramos como producto o servicios que brinda, lo son para quien los utiliza (clientes, usuarios) y para la organización es sólo una estrategia de inserción y logro de objetivos.

Atravesamiento Institución-Organización

Siguiendo la línea Neoinstitucionalista en Economía, podemos definir a las Instituciones como reglas de juego en una sociedad, generadas o aceptadas (las instituciones universales) por la misma para organizar la interacción social.

Algunas de las funciones de las instituciones son:

 Reducción de la incertidumbre: proporcionan una estructura a la vida diaria

 Una guía para la interacción humana ya que definen y limitan el conjunto de las elecciones de los individuos

Esas limitaciones son el marco en cuyo interior ocurre la interacción humana. Condicionan e incluso prohíben. Pueden ser: formales (normas escritas) o informales (códigos no escritos que complementan a las formales).

Las limitaciones informales, generadas en la praxis, incluso pueden sobreponerse a las formales, establecen las normas convencionales y comportamientos autoimpuestos por un individuo o un grupo.

Las instituciones organizan la estructura de incentivos, oportunidades y accionar en una sociedad. Las organizaciones se crean para aprovechar esas oportunidades y reflejan la matriz institucional. ¨Si las instituciones son las reglas del juego, las organizaciones y sus empresarios son los jugadores¨ (D. North, 1993)

El desempeño de la economía es determinado por el modo en que evolucionan las instituciones. La combinación de las reglas formales e informales y sus formas de implementación modela el desempeño económico. Este mix es la clave del éxito.

Por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA