Tarjetas de crédito: las 5 formas de estafas que más preocupan a todos

 
EXTRACTO GRATUITO

La estafa puede comenzar al responder un mail personalizado del banco que solicita al cliente determinados datos de sus cuentas.

Confiado, uno brinda toda la información y, sin darse cuenta, entra en el creciente y peligroso mercado negro de comercialización de datos. Expertos consultados por la nacion afirmaron que las cinco formas más comunes de fraude de tarjetas de crédito y de débito son clonación, robo de identidad, phishing, hacking y smishing.

El fraude puede comenzar con un mail personalizado del banco, que solicita al cliente determinados datos personales.

Uno, confiado, ingresa voluntariamente toda la información personal reclamada. Sin darse cuenta, acaba de entrar en el submundo del mercado negro de comercialización de datos.

Hoy, según expertos consultados por LA NACION, las cinco formas más comunes de fraude de tarjetas de crédito y de débito son: clonación, robo de identidad, phishing, hacking y smishing.

Estos nombres que resultan extraños, para los especialistas no lo son. De acuerdo con César López Matienzo, gerente del área de Desarrollo de Sistemas de un conocido banco local, existe fraude online y físico.

En América latina la estafa física, como la clonación de tarjetas de crédito, sigue siendo muy común a pesar de ser el método más antiguo.

"En todos los casos de fraude siempre hay mecanismos tecnológicos que permiten a los estafadores captar los datos de la tarjeta de crédito, y una vez que lo hacen, el modus operandies el mismo -dijo López Matienzo-. Para comenzar hacen operaciones pequeñas para ver si el dueño de la tarjeta lo adiverte o no."

En online, predomina el phishing, un engaño informático para tratar de hacer caer a algún desprevenido en una trampa digital.

Santiago Vallés, ingeniero y director del Centro de Seguridad Informática (Censi) del ITBA, comentó que existen dos tipos de phishing, uno masivo y otro dirigido. El phishing masivo puede aparecer diariamente como spam, un e-mail fraudulento enviado a miles de usuarios, de los cuales un porcentaje cae en la trampa. "Los estafadores se están volviendo cada vez más expertos en saltear las barreras antispam que instrumentan los sitios como Gmail o Yahoo, por lo tanto, el phishing masivo está comenzando a aparecer en las bandejas de entrada", comentó Vallés.

El método de phishing dirigido es un engaño a una persona en particular y requiere de ingeniería social para ser efectivo. "La ingeniería social es el método de investigación previa al phishing"...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA