Sugestivos nexos de Lázaro Báez con otros escándalos

contó con ayuda para ingresar valijas repletas de dinero a la Argentina. Y las ramificaciones de esas ayudas, que él mismo detalló, llegan a tocarse con algunos de los mayores escándalos de los últimos años en el país: , la gestión de los préstamos garantizados de la Anses y hasta la , según surge de documentos judiciales, de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y del Tribunal Fiscal cuyas copias obtuvo LA NACION.La suma de casualidades es notoria. Abarca como uno de los protagonistas al hijo del http://www.lanacion.com.ar/1561312-claves-y-protagonistas-de-la-causa; también al ladero de Ernesto Clarens, un financista clave para comprender los manejos de los fondos patagónicos de las últimas décadas, y hasta a la sociedad bursátil Facimex, vinculada con el banquero Jorge Brito, la misma que http://www.lanacion.com.ar/1469358-investigan-a-ciccone-por-presunto-lavado-de-dinerode una sociedad que opera con acciones al portador.Todos esos factores confluyeron alrededor de Badial SA, una de las constructoras del emporio Báez. http://www.lanacion.com.ar/1573796-lazaro-baez-detallo-ante-la-afip-como-recibia-valijas-de-dinero-desde-uruguaydibujo-1430-x-1cuando detectaron ingresos millonarios en sus cuentas sin justificación y sospecharon que podía esconder operaciones de lavado de dinero proveniente de ilícitos locales.Forzado a dar explicaciones, el ex cajero del Banco de Santa Cruz dijo que esos millones no provenían del mercado interno, sino que llegaban de Uruguay.Y lo hacían, dijo, en auto, avión y barco, transportados por Carlos Adrián Calvo López y otros valijeros, a los que no identificó por sus nombres.A partir de ese momento, comenzó una puja entre la línea técnica, que quería profundizar la investigación -hasta que fue removida por completo- y Báez, que logró que los nuevos jefes revocaran varios pasos dados dentro del sumario S/431/069/07 para dejarle presentar nuevos documentos.Báez explicó entonces que "parte de los aportes en efectivo" provinieron de la firma uruguaya Reloway Company, "a través del señor Carlos Adrián Calvo López", que figura a su vez como director de la financiera Invernes, que controla Clarens, un financista de la City porteña que afrontó serios problemas a fines de los 90.Con el paso de los años, Clarens logró resurgir de sus cenizas. Al punto que se posicionó como referencia para las operaciones financieras en Santa Cruz. Hoy, Clarens disfruta de otro pasar económico, con mansión incluida en Carmelo, Uruguay...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba