Para el Gobierno, hay 'serio riesgo de default' si les paga a los holdouts

 
EXTRACTO GRATUITO

WASHINGTON.- En su última presentación escrita antes de que la Corte Suprema de este país decida si interviene o no en el litigio de fondo con los fondos buitre, el gobierno argentino dio marcha atrás con el argumento inicial de que no "aceptaría" un fallo adverso.Por el contrario, afirmó ante los magistrados que . Pero la diferencia está en que, con más virulencia que nunca, dijo que "el dinero de las reservas no alcanza" para el hipotético escenario de tener que pagar un fallo adverso y que eso abriría la puerta a un "serio e inminente riesgo de default".Esos tres puntos -la marcha atrás sobre la afirmación inicial de no aceptar, la afirmación de que "los 28.000 millones de dólares de reservas no alcanzan" para lo que los buitres "pretenden" y la amenaza del default-De 18 páginas, el escrito lleva la firma de los abogados del estudio Cleary, Gottlieb, Steen y Hamilton, así como la del procurador durante el gobierno de George Bush Paul Clement, contratado por el Gobierno como "refuerzo" en el equipo de defensa.Mucho más dura y firme que las anteriores -algo que se advierte especialmente desde que está Clement en el equipo-, la presentación no trae muchas novedades para quienes vienen siguiendo el caso en esta ciudad.Tal vez lo que con mayor insistencia se señaló fue la seria amenaza que hace el escrito sobre el riesgo de default."Dado que la Argentina carece de los recursos para pagar en su totalidad a los holdouts, lo que representaría unos 15.000 millones de dólares, y al mismo tiempo atender los servicios de su deuda reestructurada, el país enfrentará, objetivamente, un serio e inminente riesgo de default" en caso de que el fallo no se revise, dice el texto.El documento recuerda especialmente los apoyos de Brasil y de México, y asegura que los males para el sistema, para la economía mundial "y para los Estados Unidos" podrían evitarse si el máximo tribunal "utilizara su criterio para garantizar" el pedido de revisión del fallo que solicita la Argentina.A partir de ahora, lo que cabe esperar es que el texto sea leído por los jueces antes de que, el próximo 12 de junio, se reúnan para evaluar el expediente. Se sabe que allí podrán elegir una de tres opciones: aceptar el expediente, rechazarlo o no emitir criterio y pedir, antes, opinión al gobierno de Barack Obama.Tal como indicó LA NACION, el hecho de que la Corte delibere el 12 de junio no quiere decir que necesariamente ese mismo día se anuncie una decisión."Salvo excepciones, los jueces suelen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA