Sentencia de Tribunal Superior de Justicia de 13-11-2018

Fecha de Resolución:13 de Noviembre de 2018
Emisor:Tribunal Superior de Justicia
 
EXTRACTO GRATUITO
PROVINCIA: SANTA CRUZ
LOCALIDAD: RIO GALLEGOS
FUERO: TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
SECRETARIA: PENAL
INSTANCIA: TERCERA
SENTENCIA Nº:005
OBJETO: RECURSO DE CASACIÓN
FECHA: 13 de noviembre de 2018

AUTOS: "SANTANDER, GUILLERMO ALBERTO S/INF. ARTS. 84 2º P. Y 45 CP" Expte. Nº S-951/15/TSJ.-


En la ciudad de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz, a los trece días del mes de noviembre de dos mil dieciocho, el Excmo. Tribunal Superior de Justicia integrado por los vocales, Dres. Daniel Mauricio Mariani, Enrique Osvaldo Peretti, Alicia de los Ángeles Mercau y Reneé Guadalupe Fernández, bajo la presidencia a cargo de la Dra. Paula Ludueña, con la asistencia del Sr. Secretario Dr. Ricardo Javier Albornoz, pronuncia la presente sentencia dictada en los autos caratulados "SANTANDER, GUILLERMO ALBERTO S/INF. ARTS. 84 2º P. Y 45 CP" Expte. Nº S-951/15/TSJ, en razón que la Excma. Cámara de la Segunda Circunscripción Judicial a fs. 740/755 vta. absolvió por el beneficio de la duda (art. 4º del CPP) a Guillermo Alberto Santander por el hecho que fuera requerido ocurrido en la ciudad de Caleta Olivia el día 5 de junio de 2010 calificado provisoriamente como constitutivo del delito de homicidio culposo (art. 84 2º párrafo del CP). Que en esta instancia han actuado en calidad de partes, el Dr. Ramiro Serantes como apoderado por sustitución de poder de la parte querellante, el imputado Guillermo Alberto Santander, quien se encuentra asistido por el Sr. Defensor General Dr. Domingo N. Fernández, y se desempeñó como Fiscal ante este Tribunal Superior de Justicia el Dr. Ricardo Alberto Napolitani y,
RESULTANDO:
I.-) Que, contra el interlocutorio dictado por la Excma. Cámara de la Segunda Circunscripción Judicial que luce a fs. 740/756, interpuso recurso de casación la parte querellante quien fundamentó su recurso en la inobservancia de las normas procesales que establece el Código Procesal Penal, precisamente el art. 381 del CPP, art. 4 del CPP, 199 del CPP.-
Manifestó que "...esta parte considera que en primer lugar que se debieron resolver las cuestiones incidentales como los pedidos de nulidad peticionados en su oportunidad por la defensa y recién analizar las pruebas, a fin de verificar con cuales son las que contaríamos para evaluar la legalidad y congruencia de la sentencia que dictara dicho tribunal... considera esta parte que la Excma. Cámara de Casación (sic), aplicó de forma errónea el art. 4 del C.P.P. mediante una deficiente interpretación del art. 199 del C.P.P. referente al principio 'in dubio pro reo'...".-
Agregó que se agravia por la inobservancia a la aplicación de la ley sustantiva "...que el motivo que fundamenta la casación también por violación de la ley (Art. 453 del C.P.P.) es la errónea determinación de que al imputado de autos Guillermo Santander debía aplicársele el principio establecido en el art. 18 de la Constitución Nacional... Que sobre esta base, entiende esta parte querellante –sin afectar la distinción que nos merecen dichos magistrados- que es inconsecuente la deducción a la que han arribado los votantes que conformaron la mayoría en la sentencia recurrida, en la inteligencia de que existen errores manifiestos y fundamentales en la interpretación del plexo probatorio reunido durante la audiencia de debate, habiendo esta parte oportunamente sostenido la materialidad ilícita y la autoría en la persona de GUILLERMO SANTANDER en el accidente de autos...".-
Hizo reserva del caso federal. Mantuvieron el recurso a fs. 784.-
El día 28 de septiembre de 2016 por auto interlocutorio de este Alto Cuerpo, se tuvo por mantenido el recurso de casación articulado (fs.792/793 vta.).-
Que por auto de presidencia que luce a fs. 802, se citó a los interesados a la audiencia de debate que prescribe el art. 451 del CPP, cuya acta se encuentra agregada a fs. 819/820 exponiendo los asistentes los fundamentos de sus respectivas posturas.-
II.-) En la audiencia de debate el querellante Dr. Serantes, ratificó el escrito casatorio de fs. 758/772 y procedió a describir el hecho por el cual se agravia y la participación del imputado "...El recurso es por inobservancia de la ley sustantiva y procesal. La fundamentación de los hechos ha sido arbitraria toda vez que se realiza una errónea interpretación de los hechos, ha sido arbitraria toda vez que realiza una errónea interpretación del art. 4 del beneficio de la duda. Que en el escrito casatorio se demuestra que tanto el voto de Monelos y Lembeye no interpretan correctamente que Santander es un conductor profesional y por lo tanto tiene un conocimiento de la normativa de tránsito superior a la media, el cual al momento de los hechos omitió, actuando en forma negligente. Solicito la nulidad de la sentencia...".-
Por su parte, el Sr. Fiscal, sostuvo que "...ratifico el escrito que solicita la nulidad de todo lo actuado a partir del requerimiento de elevación a juicio. La Excma. Cámara no convoca a la Fiscalía al juicio y en eso se fundamenta la nulidad al ser una parte esencial. Reitero que debió ser citado a juicio. El garante del debido proceso es el Ministerio Público que debió intervenir en las cuestiones incidentales de la querella que planteó en el debate. Solicito la nulidad...".-
Finalmente, el defensor General, manifestó "...solicito que se rechace el recurso y se confirme la sentencia, toda vez que los votos de Monelos y Lembeye se encuentran fundados. No asistiendo razón a la fundamentación expresada por la querella, toda vez que el fallo no es una decisión antojadiza o arbitraria toda vez que no se ha arribado a una falta de certeza con lo cual ha sido correcta la aplicación del art. 4, que las pericias demuestran que fue el menor quien se metió debajo del camión y por lo tanto no fue producto de una negligencia o impericia en la conducción del camión por parte de su defendido. Analizadas las pericias al respecto donde se aclara que el niño avanzaba en movimiento lo cual demuestra una autopuesta en peligro de la víctima. La Dra. Gil es sumamente ilustrativa al respecto. De no aceptarse lo propuesto se condenaría por una responsabilidad objetiva contraria a los principios del derecho penal. Que no hay exceso de velocidad, la visibilidad es la correcta. Le asiste razón al análisis del Dr. Monelos respecto de la escasa altura del menor y hay una culpa in vigilando toda vez que ha sido imposible verificar la presencia del menor, máxime si se tiene en cuenta la presencia de una columna que dificulta la visión. La pericia de la querella siembra dudas, que hay autopuesta en peligro toda vez que si se valora los dichos de Rodríguez debe ser evaluado en su totalidad que el nombrado le gritó al menor guarda y no obstante el menor avanzó y se
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA