Sentecia definitiva Nº 109 de Secretaría Penal STJ N2, 24-09-2019

Fecha de Resolución:24 de Septiembre de 2019
Emisor:Secretaría Penal STJ nº2
 
EXTRACTO GRATUITO
///MA, 24 de septiembre de 2019.
VISTO: Las presentes actuaciones caratuladas: "B.S.G.; B.P.F.; BARRERA J.F.; A.C.P.A.; QUIDEL P.R.; CUELLO D.V. y M.H.C. s/Homicidio agravado, vejaciones, incumpl. deberes de func. públ. s/Casación" (Expte.Nº 29969/18 STJ), puestas a despacho para resolver los recursos extraordinarios federales interpuestoes a fs. 13193/13211 vta., 13213/13229, 13230/13248 vta., 13254/13261 y 13263/13283 vta., y
CONSIDERANDO:
1. Que, en lo pertinente, mediante Sentencia Nº 178, del 20 de diciembre de 2018, este Superior Tribunal de Justicia declaró mal concedidos los recursos de casación interpuestos por los doctores O.P. y P.I. en representación de los imputados S.G.B., D.V.C. y P.A.A.C.; por el doctor P.B. respecto de J.F.B.; por el señor Defensor Penal doctor G.V. a favor de P.R.Q., y por el doctor R.T. respecto de H.C.M. y P.F.B., y consecuentemente confirmó la Sentencia Nº 2/18 de la Cámara Segunda en lo Criminal de General Roca, en cuanto los había condenado a la pena de prisión perpetua, más inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, en razón de haberlos considerado coautores de los siguientes delitos: los imputados B., B. y B., por homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembros de una fuerza de seguridad, en concurso real con vejaciones (arts. 12, 45, 55, 80 incs. 2º y y 142 [rectius 4] bis inc. 2º CP); los imputados A.C., Q. y Cuello, por los delitos de homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembros de una fuerza de seguridad, en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público (arts. 12, 45, 54, 80 incs. 2º y y 248 CP), y al imputado M. del delito de homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones siendo miembro de una fuerza de seguridad (arts. 12, 45 y 80 incs. 2º y CP).
En razón de lo así dispuesto, interponen sendos recursos extraordinarios federales los doctores Pineda e I. por los imputados A.C., Cuello y B. (fs. 13193/13211 vta.); el doctor T., por M. (fs. 13213/13229) y B. (fs. 13230/13248 vta.); el doctor V., en representación de Q. (fs. 13254/13261) y el doctor B., a favor de B. (fs. 13263/13283 vta.). Asimismo, a fs. 13285/13289 el doctor A. sostiene el remedio interpuesto por la Defensa pública.
Corridos los traslados de ley, contestan el señor F. General a fs. 13303/13312, y los apoderados de la querellante doctores S.A.H. y L.A., a fs. 13316/13325 (respecto del recurso deducido por B., a fs. 13326/13330 (respecto del remedio interpuesto por los doctores Pineda e I.) y a fs. 13332/13338 (respecto del recurso del doctor T. en representación de M..
2. Que, en su presentación a favor de los imputados P.A.C., D.C. y S.B., los doctores Pineda e I. refieren el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad; luego, como primer agravio, plantean la nulidad del debate y la sentencia por falta de legitimación de la querellante, y dan cuenta de las irregularidades procesales que se habrían cometido en este aspecto.
A continuación invocan la arbitraria valoración probatoria y la omisión de ponderar prueba determinante en que habrían incurrido la Cámara y este Tribunal, haciendo especial referencia a la prueba testimonial y al modo en que sobre tal base se reconstruyeron los hechos del reproche.
Por todo lo expuesto, solicitan que se conceda el recurso y se eleve la causa a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
3. Que el doctor T., en representación del imputado H.M., enumera los requisitos formales y reseña los antecedentes del caso, para luego alegar la nulidad de lo actuado por la indebida constitución de la querellante particular. Hace una síntesis del trámite respectivo así como de sus objeciones a la participación de esa parte fundadas tanto en la afectación del debido proceso y la defensa en juicio como en los perjuicios concretos que refiere; además, estima que la resolución del punto ha sido dogmática.
Seguidamente plantea que han sido ponderados de manera incorrecta los escasos testimonios que aluden a su representado, luego de lo cual afirma que el resto de las pruebas no resulta cargoso para él.
Para finalizar, aduce que no existe congruencia entre las pruebas que describen la conducta de M. y la calificación legal que se le ha atribuido, pues no puede ser encuadrada en los tipos penales seleccionados. En tal sentido, afirma que los hechos que se le adjudicaron son atípicos y además no han sido acreditados, por lo que corresponde su absolución.
Concluye que la situación de su pupilo es totalmente diferente de la del resto de los causantes y que, dada la arbitrariedad cometida a su respecto, corresponde conceder el remedio intentado a su favor.
4. Que, en el escrito recursivo deducido en representación de P.B., el doctor T. desarrolla los primeros puntos de manera similar a la apelación reseñada precedentemente, tanto respecto de los requisitos formales y los antecedentes del caso como en lo atinente a la indebida participación del querellante en la causa.
Asimismo, plantea la incorrecta valoración del plexo probatorio en lo relativo al nombrado y expresa que en esta sede se trataron en forma muy somera y dogmática sus impugnaciones a las periciales, los rastrillajes y los reconocimientos realizados en la causa, entre otros elementos. Después se dedica a analizar los testimonios recogidos en la causa y concluye que su examen no se ha ajustado a la sana crítica, pues solo se tomaron en forma aislada los segmentos que daban sustento a la versión de la acusación. Entiende que la Cámara se ha apartado de las constancias del proceso, ha hecho referencia a prueba inexistente y ha invocado declaraciones no producidas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA