El refugio de Cristina, un oasis que esquivó la crisis

EL CALAFATE.- La naturaleza aquí aún le gana sus batallas al hombre. En marzo, tras la ruptura del glaciar Perito Moreno, el lago Argentino aumentó su nivel y no respetó las decisiones humanas de construir sobre humedales. El hotel Los Sauces, el favorito de la expresidenta , y las zonas contiguas quedaron rodeados por el agua. No hubo pasajeros evacuados. El hotel estaba vacío; en verdad, está cerrado hace más de dos años.

Es aquí adonde Cristina Kirchner regresa cada tanto. Sabe que no se encontrará con protestas, reclamos, pintadas ni nada que le recuerde el poder perdido. Su figura y sus propiedades forman parte de la curiosidad de los turistas argentinos. Aún ahora, cuando los visitantes escasean por la temporada baja, es común verlos, intentando una selfie frente a la tranquera de su chalet, algunos con la esperanza latente de que la expresidenta se asome.

Durante sus presidencias, y Cristina Kirchner derivaron para El Calafate que garantizó la infraestructura hotelera y el crecimiento demográfico. La llegada del gas natural, la extensión del interconectado, la pavimentación de la ruta que lleva a los glaciares, un anfiteatro, la costanera, la planta de agua potable. También aquí compraron más de 200.000 metros cuadrados de tierras fiscales y establecieron el eje de sus negocios turísticos.

Tras la salida del kirchnerismo del poder, El Calafate es la única ciudad de la provincia "quebrada", según el diagnóstico de , que no sufrió el impacto. Lo confirma el intendente, Javier Belloni, un peronista que desde 2007 gestiona el municipio. Belloni tiene trato cercano con la expresidenta y aspira a ser algún día gobernador de Santa Cruz. Se enorgullece de tener las cuentas equilibradas, sin deudas y sin aportes de fondos nacionales. Desde Nación, se defienden: no tiene fondos porque no los pidió.

En 2008, ante la crisis internacional, varios hoteles se pusieron en venta. La movida fue aprovechada por la familia Kirchner, que compró dos y los sumó al que ya tenía. Con el inicio de las denuncias judiciales, uno está cerrado, y dos investigados en el marco de las causas por presunta corrupción.

Ni los cinematográficos allanamientos del fiscal Guillermo Marijuan investigando a Lázaro Báez hicieron mella en la imagen turística de la ciudad. Sus empresarios hoteleros desde siempre sostuvieron como un mantra que "El Calafate trascenderá al kirchnerismo". Y eso está ocurriendo. Casi medio millón de personas siguen visitando "el lugar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR