Puja entre aborígenes por la ley de medios

 
EXTRACTO GRATUITO

Durante el tratamiento legislativo de la controvertida ley de servicios de comunicación audiovisual, los pueblos originarios fueron una de las banderas levantadas por los impulsores de la norma. Todavía pueden verse en Internet los avisos que difundió el gobierno nacional en los que artistas famosos hablan lenguas aborígenes para sostener ese apoyo (http://bit.ly/avisoaborigen).Ahora, lejos aún de darles voz a los pueblos aborígenes, la aplicación de esa ley causó una dura puja entre las organizaciones que los representan. El eje de la disputa está en cómo se acreditará la pertenencia a los pueblos aborígenes, condición para acceder a radios y canales de televisión.Mientras que para algunas agrupaciones casi cualquier ONG o asociación civil que reivindique la representación indígena puede reclamar radios y canales de TV, otras entidades piden que se regule ese punto para que ese derecho se restrinja a los pueblos, como está previsto en la ley, y no sea usurpado por terceros."Ahora que la sociedad está sensibilizada sobre la problemática de nuestros pueblos, aparecer con esta división es una lástima. Pero si no se soluciona este problema, los medios podrían terminar en manos del clientelismo y el asistencialismo de siempre, o directamente en manos de empresarios", afirmó Daniel Segovia, presidente de la Unión de Pueblos Originarios, que se opone a que simples organizaciones reivindiquen el derecho de las naciones ancestrales a tener medios.El artículo 151 de la nueva ley de medios, uno de los que más consenso parlamentario tuvo durante el tratamiento de la norma, prevé que "los pueblos originarios podrán ser autorizados para la instalación y funcionamiento de servicios de comunicación audiovisual". En medio de cientos de organizaciones que trabajan en temas aborígenes, la clave radica ahora en establecer qué entidades deben ser reconocidas como "pueblos", según dice el texto legal.Según explicó Matías Melillán, de la Confederación Mapuche Neuquina, "con la nueva ley los pueblos originarios solicitamos autorizaciones, no licencias. Es distinto porque la autorización no caduca, la licencia sí. El año pasado luchamos bastante para que cada pueblo, cada organización y cada comunidad pueda solicitar autorización. Son varias las organizaciones de las naciones originarias que están en este proceso".Melillán integra el Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (Enopo), que apoya la entrega de frecuencias de radio y televisión a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA