Propuestas para la recuperación de los exconvictos

Autor:Raúl González
Cargo:Sociólogo
RESUMEN

Uno de los primeros problemas a los que se enfrenta el exconvicto, es la de la ocupación (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Equipos de profesionales del trabajo y proyecto de vida

Uno de los primeros problemas a los que se enfrenta el exconvicto, es la de la ocupación. No es un fenómeno raro, ya que la mayoría de la fuerza de trabajo está desocupada y esto contando que lo mismo pueden ser profesionistas o gente que solo cuenta con primaria o secundaria.

La diferencia está, en que los que buscan trabajo, no tienen ninguna dificultad, como la desventaja de los que han estado en la prisión, por ser exconvictos, muy difícilmente se les concede un crédito, un trabajo o la confianza de contratación, por el pasado que tienen.

Si bien es cierto que algunos gobiernos han dado difusión a la creación de programas de empleo, de préstamos gubernamentales, para la instalación de micro empresas, muy cierto también, que son aspirinas que quieren curar un cáncer, ya que el problema del desempleo va más allá de la problemática sonorense o mexicana . 1

El Consejo Estatal de Seguridad Pública y el Sistema Estatal Penitenciario, junto a la Secretaria de Desarrollo Social, del Estado de Sonora ha creado un programa de autoempleo, para ex internos de los centros de rehabilitación social ( CERESOS). Sus intenciones son buenas y su programa puede perfeccionarse sobre la base de la planeación y proyección que se haga del mismo, desde la atención dada a las capacitaciones, desde el mismo penal.

La capacitación para el trabajo, no es sólo enseñarle a desarrollar un oficio, sino que se tiene que ir creando la responsabilidad de saber hacer algo y sobre todo ir detectando a las personas que en el futuro podrán ser los jefes de los talleres de las cooperativas, que se pueden crear, junto a las redes de acompañamiento a la vida en libertad.

La capacitación para el trabajo que se dá en los penales, tiene que ser fruto de un estudio entre los especialistas laborales, ya que los internos deben de saber realizar todos los oficios tradicionales que siempre se imparten; Como son mecánicas, carpintería, refrigeración etc., pero también, hay que pensar si se está capacitando para que sepan realizar un trabajo, también procurar que los internos trabajen en un proyecto de vida..

Las características de los oficios que aprenden los reos en las prisiones, anteriormente, se consideraban trabajos muy bien hechos, que alguien de la vida en libertad, difícilmente podría hacerlo, ya que el tiempo y paciencia con los cuales se realizaba y aprendía a hacerse, era un tiempo propicio. La verdad es que eran reconocidos, sorprendiendo las condiciones en que se realizaban, los reos lo hacían en sus celdas, con mínimas herramientas y condiciones ínfimas y cuando alcanzaban la libertad, nadie se dedicaba a este oficio aprendido, los cuales, tenían gran demanda en la sociedad.

Las cosas hubieran sido muy distintas, si se les hubiera apoyado, capacitándolo para desarrollar el oficio, mas allá de la destreza de sus manos; ayudarlo a conseguir las herramientas, un lugar para fabricarlos, comercializarlos y hacer un proyecto de vida. Esto es lo que planteo en esta propuesta de programa de reinserción, en esta capacitación para el trabajo.

La cuestión es muy sencilla, porque tiene la estructura de un taller comunitario, que va creciendo de acuerdo a como se van integrando los miembros recién liberados , si se piensa en las redes de ayuda a la vida en libertad, estas son entre otras cosas, la casa donde se reúnen, pero también pueden tener de intermedio a los talleres y casas de comercialización, porque no podemos decir ,que todos los exconvictos van a ser obreros o trabajadores del talleres, es no reconocer la variedad en la personalidad de cada uno. donde si no hay profesionistas, a algunos se les dan con facilidad las habilidades de contador, mercadeo y otros.

Suponemos que estos capacitadores de los oficios, sobre la base del estudio de la demanda laboral, implementaran talleres cooperativas, que se puedan realizar con el mínimo de herramientas y que no sea muy costosos su equipamiento paraun inicio, ya que conforme van llegando los nuevos liberados, cada uno, va poniendo sus ideas al servicio del crecimiento del taller, es aquí donde suponemos que no todos se van a dedicar a la fabricación del bien que se tenga proyectado construir, ya que unos pueden ser obreros, vendedores de la mercancía en un local, otros andarán por las calles vendiendo, instalando, cobrando y tantas cosas que puede tener un taller, con visión de futuro, ya que el crecimiento que se dé , tiene que tener la misión de ir formando estas mismas, en los otos Municipios del Estado.

Todo este programa tan ambicioso que presento aquí, tendrá que ponerse en práctica, de forma piloto en alguno de los Municipios de Sonora, donde se dé el mayor número de reos liberados e ir extendiéndose a todo el Estado, hasta formar esa red de ayuda a todos los que están en el programa.

Cuando se habla de un negocio de esta envergadura, se tiene que tener presente, ir creando una gran empresa, con un doble objetivo social, como es el hacer llegar a la población un bien o producto a bajo precio y de buena calidad y también dar cabida todos aquellos que buscan en la libertad, servir a sus hermanos y compañeros, de tal forma que se debe de pensar en grande, hacerlo de una forma experimental en algún Municipio, extenderla a otro, formar redes de comercialización, bodegas centrales de distribución y constituirse en una marca reconocida con filiales en todo el estado y sobre todo, gran parte del prestigio de estos productos tiene que estar en las personas que los fabrican, para ir poco a poco quitando el estigma tradicional del preso e ir ayudándole a crear el nuevo perfil del reo, sobre la base de la estimación que la gente va teniendo , esto hará que se aprecien mas los productos y la labor de los mismos, que la reincidencia de los miembros que no se han querido disciplinar a este...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA