Problemática social bonaerense y Ministerio Público

Autor:Mónica Graciela Andrieu
Cargo:Abogada. Docente universitaria
RESUMEN

La Justicia con vocación de atender a la problemática social en la Provincia de Buenos Aires. En torno al contencioso administrativo y la necesidad de comprender la función del Ministerio Público en estos procesos y en la hora actual. Una justicia de asistencia y de valentía para la problemática diaria, lo cotidiano, lo vecinal, la calidad de vida real del habitante de una ciudad de Provincia.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
1. - Un motivo: La realidad:

Estamos transitando el siglo XXI. Decido no hacer hincapié en la existencia de fronteras de cualquier clase que fueren y esta propuesta se presenta fácil, a la hora de encender la T.V. y recorrerlos distintos canales y escuchar los distintos informativos que de repente dan cuenta de lo que pasa en Egipto,o de lo que aconteceenel mismo momento en un partido de tenis en Mónaco, o en París o en Londres, o verlo jugar a Ginnobile con los San Antonio en California. Sensación y realidad de un diminuto Planeta: Planeta Tierra. Frágil y bello.

Cierro los ojos y vienen a míesas primeras imágenes de la tierra que se proyectaran desde la luna a través de la expedición del Apolo XI, aun en ese entonces, TV en blanco y negro... por allá en aquel 20 de julio de 1969...en el anterior milenio...

Suena el teléfono celular debo dejar de escuchar y de ver lo que sucede con las ballenas en la zona sur de nuestro país...recordando que somos partes de la Convención Internacional para la regulación de la caza de las ballenas...y, de repente, un corte de luz afecta a toda la zona sur del gran Buenos Aires -en la que me encuentro-. La lluvia empieza a gobernar las calles y a inundar importantes manzanas de la ciudad -da cuenta de ello, la radio-. Luego de cuatro horas todo parece normalizarse. Hecho una mirada tras la ventana y los árboles despuntan sus ramas más allá de un piso doce. Los ruidos de tambores de una plaza cercana,se entremezclan con la música del coro de “Nabuco” de Verdi, que reaparece cual marcha triunfal esperanzadora, luego del exilio...emergenvoces, cuerdas y vientos...desde el teatro Lírico de la ciudad reclamando a través de una gigante pancarta que habla de derechos. Las bocinas de repente se entrelazan festejando untriunfo de un equipo local de fútbol y demandan por alta voces : Hacer realidad un nuevoestadio en pleno centro de la ciudad. El transito se corta, resuenan bocinazos y un grupo de jóvenes aprovecha para improvisar su magia en la mitad de la calle en pos de algunas monedas, mientras la luz del semáforo espera a ponerse en verde.... Personas, amontonadas inarmónicamente y silentes, esperan el colectivo y de sus movimientos presumo que se preguntarán y preguntarán por donde pasara el colectivo ahora que el transito esta cortado y la lluvia amenaza con caer nuevamente sobre esta parte de la ciudad, del Planeta. Los semáforos solamente dan sus guiños amarillos, la noche se hace de la ciudad,ysus luces anuncian guirnaldas casi navideñas, o de luces de amor de aquélla balada de Piazzola cantada sinpar por Amelita.... Viejos edificios se levantan imponentes añorando las miradas de admiración de otros tiempos, cuando desde un balcón, una columna de material de un edificio amenaza con caerse, y en lo mas alto puede aun leerse: Año 1887. El vientodespierta fuerte, corriendo a la lluvia. Olores a petróleo, a gas y a deshechos, acompañan la noche recordando que son parte del paisaje...cuando sorpresivamente viene a mi mente el último encuentro de Buenos Aires de diciembre de 2006 y en la ya repetido pedido a los países desarrollados en pos de mitigar y desterrar las causas del cambio ambiental.....cómo no pensar en lo que fuera el difícil encuentro de Johannesburg del 2002, calificada la “Cumbre de la tragedia”.... luego de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro..., los gases también han venido a formar parte de nuestras vidas....han tomado carta de ciudadanía. Murciélagos, palomas y roedores también despiertan, tras el silencio de una ciudad, que se presenta, –a esta hora-, adormecida.

El encargado del puesto de “choripan” de la plaza principal, resuelve entrar sus sillas y sus mesas; en un cesto repleto deja los últimos restos de comida y papeles... un trío de perros en espera. Repiten lo cotidiano, ellos también necesitan y tienen el derecho a vivir dignamente, y deben para paliar su desconsuelo de soledad, ir en la búsqueda de los deshechos... en una maratónica jornada, aun cuando se consideren habitantes y propietarios de la significativa cuadra de la Legislatura provincial, es que sin duda en las mas de las noches son sus únicos habitantes permanentes. En el bar de la esquina, su ultimo habitante, con una escoba arroja a la vereda primero y luego a la calle, los restos de migas, de panes, de multicolores tapitas de gaseosas, de cervezas que el agua que corre por la alcantarilla apenas puede llevar, y alguno que otro papel se deja poseerporlas pequeñas olas, que formael agua de la canilla liberada del bar, y que acompaña a las ultimas gotas de lluvia que viene a fortalecerse por el viento.

Uno de los transeúntes, desciende del colectivo cuando apenas éste amenaza detener su marcha, y le esperan seis cuadras para llegar a encontrarse con el plato de pasta que lo espera desde las 9, nueve de la noche que es de día, dado que los cambios unilaterales de horario de un gobierno, se imponen como dogma declarativo de emergencia energética buscando en el sol un aliado para evitar malos mayores de autoría humana, distraída. Cuatro chiquilines esconden tras un diario algo que parece contener una botella, la que se pasan de mano en mano, de boca en boca, y sueltan palabras –que no logro distinguir- a los que pasan. Una niña adolescente prefiere doblar la esquina y hacer unos metros mas, evitando sus presencias.... Resuelvo volver mi mirada a la pantalla de mi CPU, y recuerdo que no puedo conectarme a Internet. La tormenta de verano se llevó consigo la conexidad que a full pagare el mes entrante, como el anterior, a una de las empresas telefónicas, licenciataria del Estado nacional, jeje de servicios que debieron ser locales, aun cuandohayan hecho mutis los verdaderos actores y competentes de ellos.....una división federal también desfigurada, como la ciudad que miro. Y recuerdo, repentinamente cuando luego de dos meses de reclamos...por un error del personal de mi servidor -al cual obstinadamente me he decidido seguir perteneciendo -y persiguiendo-, aun cuando no hacen guiños ni como los semáforos de restablecerlo... y es así, como me decido a empezar a escribir como en los viejos tiempos con lápiz y papel,con el único objetivo de trasmitir mi creencia, de que desde donde estemos algo podemos mejorar de este pequeño planeta, Tierra.

II - Otro motivo: Los mandatos supremos

Hay una frase que siempre que la vuelvo a recordar me conmueve, aun sin dejar también de despertar preguntas infinitas en pos de cómo colaborar a su concreción. Esta pertenece a nuestra Constitución Nacional. Dice así: ...promover el bienestar general.

Sin dudas que el Preámbulo de nuestra Constitución simboliza una síntesis y aspiración suprema de aquello que nuestro Pueblo a través de sus representantes han deseado para todos nosotros.

Nosotros: Responsables yactores de nuestro tiempo.

Sin dudas, la participación ciudadana en sus diversas formas de realización es lo que se necesita para acercar el bienestar general a los hombres en pos de una vida sustentable.

La Constitución reconoce el derecho a la vida, asegurando ese “bienestar”.

La vida máximo valor reconocido, del cual debe partir la interpretación y aplicación de cualquier actuar de los hombres que conforman el Estado y también, para los ciudadanos.

¿ Puede predicarse que para defenderla deben de existir competencias explícitas a cargo de los órganos administrativos del Estado?. Sin lugar a dudas que no. En el derecho a la vida se engarzan otros derechos esenciales, libertad, salud, familia, educación, asociación, trabajo, asistencia, solidaridad, respeto a las diferencias, petición antes las autoridades, acceso a la justicia y a las actuaciones administrativas, el debido proceso no sólo formal...que conforme reza la Constitución provincial de Buenos Aires es obligación de todos sus habitantes ymayor responsabilidad para las autoridades de los organismos públicos (Arts 19 a 21 ; 1112 del Código Civil) : “La Provincia promoverá la eliminación de los obstáculos económicos, sociales o de cualquier otra naturaleza que afecten o impidan el ejercicio de los derechos y garantías constitucionales (Introito al artículo 36).

El Derecho administrativo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA