Podrían limitar el uso de biocombustibles tradicionales

ESTRASBURGO, Francia (EFE).- El pleno del Parlamento Europeo dio anteayer luz verde a limitar a partir de 2017 el uso de biocombustibles tradicionales procedentes de cultivos como el maíz, el trigo, la remolacha o la colza. Las nuevas normas, que aún deben recibir el visto bueno final de los Estados miembros de la Unión Europea, tratan de desincentivar el uso de biocombustibles que proceden de cultivos y fomentar aquellos más avanzados, como los que se elaboran a partir de residuos, de algas o de paja. La actual legislación europea exige a los países garantizar que la energía renovable sume por lo menos un 10% del consumo energético en el transporte en 2020 y las nuevas normas establecen que dentro de ese objetivo los biocombustibles tradicionales no puedan suponer más de un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba