Pignanelli, el elegido en lugar de Caló

 
EXTRACTO GRATUITO

El metalúrgico http://www.lanacion.com.ar/1499726-calo-ratifico-su-candidatura-y-condiciona-al-gobierno insiste en que quiere conducir la CGT. Está en todo su derecho. Pero deberá superar enormes dificultades. Sobre todo una: Cristina Kirchner, hasta ahora su principal respaldo, le ha bajado el pulgar. El motivo es obvio. El Gobierno impugna la central que encabeza Hugo Moyano para reemplazarla por una organización verticalista. No para encumbrar a un librepensador. Cuando dijo que la inflación es de 24%, que las http://www.lanacion.com.ar/1499997-guino-a-los-rivales-de-moyano-por-las-obras-sociales están desfinanciadas y que antes de fin de año la Casa Rosada debe dar respuesta al problema del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, Caló "abolló el auto antes de comprarlo", para decirlo en sus términos. La Presidenta apestilló a Carlos Zannini: "¿Y a éste para qué me lo trajeron?" A partir de esa pregunta comenzó la caída del jefe de la UOM. Y comenzó a tambalear la construcción de una CGT oficialista.Los funcionarios han montado una escenografía decorosa para la salida de Caló. La excusa del pico de presión ya se malgastó. Y el argumento ultravandorista, que el candidato repitió ante sus íntimos hasta el cansancio ("quiero preservar mi intimidad y seguir yendo a «los burros»"), resulta impresentable, aun para un movimiento que, como el kirchnerismo, está tan ligado a los juegos de azar. La estrategia adoptada fue, en consecuencia, que los propios compañeros de Caló se encargaran de retirarlo. Francisco Gutiérrez (Quilmes), Carlos Gdansky (La Matanza), Naldo Brunelli (San Nicolás), Enrique Salinas (La Plata) y Hugo Curto (Tres de Febrero) advirtieron de repente que la UOM, por su trayectoria, no puede encabezar una CGT dividida.Los sepultureros de las ilusiones de Caló son http://www.lanacion.com.ar/1495847-el-sciolismo-califico-a-kunkel-de-obsecuente y Raúl Olmos. Kunkel, primer avalista del metalúrgico, deberá asumir su fracaso. Olmos, dueño de Forjar Salud, la gerenciadora de la obra social de la UOM, es el administrador de los negocios del gremio. Aunque todavía no alcance el poder que ejercía Julio Raele durante el largo reinado de Lorenzo Miguel, su influencia es decisiva.Olmos es también dueño de Crónica, diario que publicó la "primicia" de que Caló comenzaba a tambalear. Como accionista de Crónica, Olmos ejerce la secretaría de Afera, una asociación de medios oficialistas estimulada por el Gobierno para acompañar el avance sobre Papel...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA