Enrique Petracchi: un juez que defendió desde la Corte sus convicciones liberales

 
EXTRACTO GRATUITO

. Ha desaparecido así una figura decisiva en una parte importante de la historia judicial más reciente, y tal vez quien haya sido uno de los ministros más liberales que tuvo la doctrina sentada por la Corte Suprema de Justicia desde el regreso de la democracia.A primera vista, podría parecer sesgado definir a un hombre que por lo que ha hecho antes que por lo que ha sido. Pero en su caso esa absoluta coincidencia entre las convicciones y la actuación profesional y judicial, entre la vida privada y la magistratura, constituyó un dato sobresaliente de su trayectoria.La personalidad de Petracchi trascendía el ámbito ceñido a la actuación estricta del magistrado. Nació en 1935, tuvo cuatro hijos y dos matrimonios. Disfrutaba del buen vivir, amaba veranear en el sur de Brasil y se regocijaba con los placeres de la tertulia después de una buena mesa. Su voz gruesa y pausada coincidía con un carácter formal, por momentos distante y hasta adusto, pero que podía seducir cuando se entregaba con humor ácido.Los amigos de toda la vida, los que disfrutaban de largas charlas en su casa de la avenida Córdoba, o en la señorial casona de Monte Grande -que había sido el casco de estancia de un lugarteniente de Rosas-, sabían que, invariablemente, la conversación con Petracchi terminaría en alguna de sus tres grandes pasiones: el derecho, la política y, como hobby especial, la caza mayor, actividad que lo había llevado a andar por muchas latitudes.Su abuelo había sido escribano. Y su padre, Enrique Carlos Petracchi, titular de la Procuración del Tesoro durante la primera gestión de Juan Domingo Perón (1949-1955) y, luego, de la Procuración General de la Nación, en los gobiernos de Héctor Cámpora, Juan Domingo Perón (en su mandato de los años setenta) y María Estela Martínez de Perón.Para Petracchi, esa filiación política era una suerte de herencia familiar. Pero, por convicción, razonaba y decidía como un liberal. Ésa fue, posiblemente, su característica más distintiva.Luego de egresar del Colegio Nacional de Buenos Aires, se graduó como abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Lo hizo con diploma de honor. Fue ayudante en las cátedras de Filosofía del Derecho y de Derecho Procesal; dirigió la Revista Lecciones y Ensayos de la UBA y se desempeñó como profesor adjunto ordinario de Introducción al Derecho de esa facultad entre 1971 y 1983, y también como titular de la cátedra de esa misma disciplina en la Facultad de Derecho de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA