La perseverancia y la estudiosidad en el estudiante de abogacía

Autor:Cristian Ladu Riquelme
Cargo:Alumno regular de la carrera de Abogacía en la Facultad de Cs. Jurídicas, USAL.
Páginas:10-30
RESUMEN

La carrera de abogacía requiere del estudiante mucha atención y tiempo. No solo implica conocer leyes y vastos artículos legales, sino también entender los fundamentos de la existencia de esos derechos, su contexto, el deber ser del derecho y del proceso, cómo aplicarlo y aprehender a analizar el derecho para evitar ser un mero aplicador de artículos. Ser abogado es parte de un desafío de... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
La perseverancia y la estudiosidad en el estudiante de abogacía
Por Cristian Fabián Ladu Riquelme*
No te des por vencido ni aun vencido […]”
(Almafuerte)
RESUMEN
La carrera de abogacía requiere del estudiante mucha atención y tiempo. No solo
implica conocer leyes y vastos artículos legales, sino también entender los
fundamentos de la existencia de esos derechos, su contexto, el deber ser del
derecho y del proceso, cómo aplicarlo y aprehender a analizar el derecho para
evitar ser un mero aplicador de artículos. Ser abogado es parte de un de safío de
superioridad constante; es una carrera que difícilmente tenga un tope. Mientras
uno se pueda seguir perfeccionando y las leyes vayan adaptándose a la época
que atraviesan será de utilidad, y también una necesidad, seguir estudiando.
La perseverancia debe estar incorporada entre los principios de cada estudiante y
ser tenida en cuenta ante las dificultades que se presenten a lo largo de la carrera.
ABSTRACT
To study law requires the student a lot of attention and time of dedication. Not only
it involves knowing laws and vast legal articles, but also knowing the foundations of
the existence of those rights, their context, the duty of the right and the process,
how to apply it and learning to analyze the right to avoid being a mere articles
applicator. Being a lawyer is part of a challenge of constant superiority, it is a
career that hardly has a cap, while one can continue to improve and the laws are
adapted to the time they are going through, it will be useful and mandatory to
continue studying.
Perseverance must be incorporated among the principles of each student and be
taken into account in facing of the difficulties that might arise throughout the
studies.
PALABRAS CLAVE
Estudiar abogacía, perseverancia
KEYWORDS
Study law, perseverance
I. Introducción
* Alumno regular de la carrera de Abogacía en la Facultad de Cs. Jurídicas, USAL.
En este trabajo monográfico, requisito para la aprobación de la asignatura
Seminario I del Plan de Estudios de la carrera de Abogacía dictada en la Facultad
de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Salvador, he decidido plantear la
importancia que tienen la estudiosidad y la perseverancia para todos sus
estudiantes. Mi interés por esta temática surgió luego de sentirme identificado en
la clase del Doctor Bernardino Montejano, cuando fueron dictadas “Las reglas para
estudiar, de San Bernardino de Siena. Sentí que el tema estaba dirigido
especialmente a mí, en el momento exacto, cuando me encontraba superado por
las exigencias académicas.
El hombre por naturaleza anhela conocer y amar; ya Aristóteles lo afirmaba en
sus obras. Por otro lado, San Agustín en De Trinitate asevera que nadie puede
amar una cosa por completo ignorada
1
. Resulta bueno conocer, toda vez que el
conocimiento es algo bueno por sí mismo y este es el motivo por el cual considero
que la estudiosidad y el deseo de conocer merecen un análisis de relación.
La finalidad que priorizo en este trabajo es demostrar que la estudiosidad, virtud
de todo discípulo, se respalda de la perseverancia para subsistir en el buen
alumno. Ambas virtudes, cuando están ordenadas al bien, permiten el
conocimiento de la verdad, de la sabiduría.
II. La virtud de la estudiosidad
Para introducir al lector en el tema de la Virtud de la Estudiosidad y la
Perseverancia, considero de vital importancia para este humilde trabajo comenzar
comunicando la génesis del tema, que es la ubicación conceptual de la virtud.
Etimológicamente, virtud deriva del griego ‘areté’ y en latín, de ‘virtus’
2
, que
significa fuerza. En la Grecia Antigua, se hablaba de ‘areté
3
caracterizando con
este vocablo al hombre valiente, al héroe. Para Carlos Schrader
4
, es un concepto
vago que implica un conjunto de cualidades cívicas, morales e intelectuales. Para
Hipias de Élide
5
, el fin de la enseñanza era lograr la areté, que en este contexto
significa capacitación para pensar, para hablar y para obrar con éxito.
1
La Trinidad: X, 1, 1.
2
En la mitología romana, Virtus era la deidad de la valentía y la fortale za militar, la personificación de la
virtus romana (virtud, valor). Para algunos eruditos, el equivalente griego era Areté. Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Virtus_(mitolog%C3%ADa). / La palabra latina virtus (latín), que en castellano
da virtud, entendida como la condición moral propia del varón (vir): valentí a, sobriedad, vida familiar (familia
romana, pater familias) y anteposición del bien común (res publica) sobre el propio.
3
(): Excelencia.
4
SCHRADER, Carlos, Histor ia de Heródoto, Libros III-IV, traducción y notas. Editorial Gredos, 1ra
reimpresión, Madrid, 1986.
5
Sofista griego de las primeras generaciones, nació apro ximadamente a mediados del siglo V a. C. Creador de
los sistemas mnemotécnicos, por lo que se le atribuye ser poseedor de una gran memoria.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA