Acertado pensamiento martiano: Una mujer buena es un perpetuo arcoiris

Autor:Daniel Maza Luis - Laura A. Díaz Ortega
Cargo:Especialista en Educación Primaria y Máster en Ciencias de la Educación. Profesor Asistente - Especialista de 2º Grado en Ortodoncia y Máster en Urgencias estomatológicas. Profesor Auxiliar
RESUMEN

La evolución de la concepción femenina y del conjunto de roles que la cultura asigna a la mujer se ha ido transformando según las grandes luchas sociales, abriéndose camino como persona y como grupo, gracias a la creación y defensa de sus derechos y garantías. El gobierno de Cuba desde los primeros años de la Revolución le concedió gran importancia a la mujer y como principio trabaja por la... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

“Héroe se puede ser todos los días; pero el verdadero héroe es el que sacrifica su heroísmo al bien de su patria.”1

José Martí.

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la historia, el papel que la mujer ha desempeñado en la sociedad, la evolución de la concepción femenina y el conjunto de roles que la cultura asigna a la mujer se ha ido transformando sobre la base de las grandes luchas sociales; la mujer se ha abierto camino como persona y como grupo, gracias a la creación y defensa de sus derechos y garantías. Sin embargo, en ocasiones la mujer no ha podido ejercer estos derechos debido a varios factores, entre ellos, el más alarmante lo constituye la falta de información que tienen las mujeres de sus derechos, y una concepción equivocada del papel de la mujer en la sociedad.

El gobierno de Cuba desde los primeros años de la Revolución le concedió gran importancia a la mujer y como principio trabaja por la defensa de sus derechos humanos y libertades fundamentales. La política en esta materia se fundamenta en el consenso alcanzado en la Declaración y Programa de Acción de Viena y parte del carácter universal, indivisible, independiente e interrelacionado de todos los derechos humanos y la igual importancia de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos, incluido el derecho al desarrollo; al mismo tiempo reconoce que en lo universal está la diversidad y ello presupone la no existencia de un modelo único en lo político, económico y social y respecto a las particularidades históricas, culturales y religiosas de las naciones.

Cuba fue el primer país en firmar la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer y el segundo en ratificarla. En 1996 cuando rindió su informe ante el Comité de Expertas, fue reconocida la labor desarrollada en el país en pro de los derechos humanos de la mujer: “a pesar de las circunstancias económicas y políticas en las que se encuentra el país desde 1989 como resultado de la escalada del bloqueo económico de los Estados Unidos de Norteamérica, lo cual ha tenido repercusiones serias sobre la situación de la mujer y la infancia y ha conducido al deterioro de la calidad de vida del pueblo, Cuba no había cesado en avanzar hacia el logro de la plena igualdad entre los sexos”2

En Cuba donde las metas y sueños de muchas mujeres en el mundo son realidades desde hace mucho tiempo, las políticas para garantizar el avance de la mujer forman parte del Programa de Desarrollo Social, y se les ha brindado en la práctica iguales derechos y oportunidades.

El desarrollo alcanzado por la mujer cubana ha estado y está apoyado por las políticas y estrategias trazadas por el Gobierno y el trabajo realizado por la Federación de Mujeres Cubanas, que a lo largo de todos estos años ha representado los intereses de las mujeres, ha contribuido a su educación ciudadana y ha trabajado mancomunadamente con todos los organismos estatales, políticos, sociales y de masas, para hacer realidad el ejercicio de la plena igualdad de las mujeres y los hombres de nuestro país, razón por lo que este trabajo tiene como respuesta la necesidad de que nuestros estudiantes y profesores se apropien de herramientas necesarias para el desarrollo ideológico en los turnos de “Debates históricos y contemporáneos” que aparece en la RS OM 1419 del 30 de julio de 2010, de Miguel Díaz – Canel Bermúdez, miembro del Buró Político y actual Vicepresidente del Consejo de Ministros 3.

El trabajo tiene como objetivo: Demostrar a los docentes y estudiantes en la temática de aprendizaje y desarrollo por qué es acertado el pensamiento martiano: Una mujer buena es un perpetuo arcoiris.

DESARROLLO

La facultad de hacer una cosa no prohibida o de hacer o exigir todo lo que la ley o la autoridad establece en nuestro favor, es un derecho, entonces los derechos humanos son un conjunto de facultades y garantías que cualquier persona debe tener para proteger su integridad física y su dignidad moral.

La educación de y para los derechos humanos se define como un proceso educativo, continuo y permanente asentado en un concepto amplio y procesal de los mismos ligado al desarrollo, a la paz, a la democracia, así como, una perspectiva positiva y de conflicto, que pretende profundizar en la noción de una cultura de derechos que tengan como finalidad la defensa de la dignidad humana, la libertad, la igualdad, la solidaridad, la justicia, la democracia y la paz.

Educar en derechos humanos es el único camino que conduce a las mujeres y hombres del mundo de todas las razas, edades, religiones, opciones sexuales y situaciones sociales, económicas y políticas a convertirse en ciudadanos del mundo y artífices de su propio destino. Implica educar cívicamente en los valores de la democracia: la libertad, la solidaridad, la tolerancia, el pluralismo político e ideológico. En síntesis, educar para la paz.4

Por ello es un compromiso no sólo jurídico de los Estados miembros de las Naciones Unidas, sino de todos los países y gobiernos democráticamente convencidos de que la educación en la cultura de la paz y los derechos humanos es la única emancipación posible de las ataduras de la intolerancia, la guerra y la avaricia humana.

De este modo, no sólo se han establecido códigos de derechos humanos, sino que también se han establecido mecanismos para su promoción y protección así como de asistencia para que los gobiernos asuman sus responsabilidades. 5

El principal instrumento internacional es la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” que fue adoptada el 10 de diciembre de 1948 en la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos humanos, sin embargo, éste no tenía carácter vinculante, por lo que se establecieron el “Pacto Internacional de Derechos Civiles” y el “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”, establecidos el 16 de septiembre de 1966.

Ambos pactos abordan de forma más amplia los derechos enumerados en la Declaración y tienen como característica su carácter vinculante que lleva más lejos la Declaración Universal. La mayoría de los países del mundo son parte de los dos pactos, lo que hace posible supervisar sus prácticas en materia de derechos humanos.5

Desde que se adoptó la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” este tema ha sido objeto de atención o apoyo mundiales sin precedentes, enfocándose en grupos vulnerables tales como niños, mujeres, trabajadores emigrantes, minorías, indígenas, discapacitados y otros, además de enfocarse en tópicos tales como el apartheid, el racismo y la administración de justicia.

Los derechos humanos son el tema central que unifica la labor de la Organización en las esferas vitales de la paz y la seguridad, el desarrollo y la asistencia humanitaria. Por lo tanto, diversas agencias y oficinas de las Naciones Unidas trabajan dentro de sus áreas específicas e incluso en conjunto, a favor de los derechos humanos entre ellas están:

- Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).

- División de las Naciones Unidas para el Adelanto de la Mujer, promueven la integración de los derechos humanos de la mujer a nivel internacional en diversas áreas tales como el empleo, las mujeres refugiadas y la lucha contra la violencia hacia la mujer.5

La educación es otro importante medio de prevención de los abusos de los derechos humanos ya que en la medida que conozcan sus derechos es más probable que las personas luchen por ellos y presionen a los gobiernos para que los respeten. En este contexto es importante destacar la campaña mundial de información pública iniciada en 1988 por la Naciones Unidas para educar tanto a las personas como a los gobiernos para concientizar a las primeras acerca de los derechos que poseen y a los últimos acerca de sus responsabilidades en relación a esos derechos y cómo respetarlos. 6

La Organización de las Naciones Unidas ha tratado diversos temas dentro de los derechos humanos y la igualdad de la mujer ha sido un tema central, desde su fundación, ya que el respeto a los derechos humanos no tendrá universalidad mientras no se respeten los derechos de la mujer. Debido a esto se crea en 1946 la comisión de la Condición Social y Jurídica de la Mujer. En 1979 se aprobó la “Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer”. 4

Ejemplos en Cuba

Una criolla alza su voz ilustrada para plantear sus derechos.

Ana Betancourt Agramonte

Nació en Puerto Príncipe, Camagüey. Periodista y maestra, fue la primera mujer que desde un foro público, la Asamblea de Guáimaro en plena Guerra de los Diez Años en 1869, proclamara la emancipación y el respeto de los derechos civiles de los esclavos y las mujeres, por lo que es considerada la primer líder femenino de Cuba y una pionera en el feminismo del continente americano.

Respondiendo al clamor de la patria, siguió las huellas de su esposo Ignacio Mora y se incorporó activamente a las luchas por la independencia de Cuba, sin haber claudicado jamás de los ideales por los cuales luchó con ejemplar entereza. 7

Una alta condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta de la FMC, lleva su glorioso nombre. 8

Otra criolla se apegó a las tradiciones cubanas y se revirtió en patriotismo y espíritu de sacrificio a favor de la independencia.

Magdalena Peñarredonda Doley, La Delegada.

Nació en Quiebrahacha, cerca de Artemisa, en la zona occidental de Cuba. Desde 1893 conspiraba contra el poder colonial español.

Esta brava mujer fue el principal enlace con el Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales, llegando este identificarse en tan alto grado con la patriota que en más de una ocasión celebra su ayuda y le agradece sus valiosos servicios. 8, 9

Antonio González Cunquejo en su obra “Florilegio de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA