No hay Paz sin respeto a la Creación.Benedicto XVI

CIUDAD DEL VATICANO, martes 15 de diciembre de 20096 (ZENIT.org).- La promoción de la paz en el mundo y el respeto del medio ambiente están íntimamente relacionados. Así lo afirma el Papa Benedicto XVI en su mensaje para la próxima Jornada Mundial de la Paz, titulado “Si quieres la paz, protege la creación”.

La Santa Sede hizo público hoy el mensaje del Papa para la Jornada de este año, que como es tradición, tiene lugar cada 1 de enero. Siempre en esta fecha, desde Pablo VI, cada papa ha dedicado una reflexión sobre cuestiones de actualidad relativas a la paz en el mundo.

El mensaje de este año está dedicado a la cuestión del medio ambiente, y el propio Benedicto XVI explica que el motivo de haber elegido este tema es que la salvaguarda del medio ambiente “se ha hecho hoy esencial para la convivencia pacífica de la humanidad”.

Entre las muchas amenazas contra la paz, “no son menos preocupantes los peligros causados por el descuido, e incluso por el abuso que se hace de la tierra y de los bienes naturales que Dios nos ha dado”, afirma el Papa.

El Papa recordó que ya en 1990, su predecesor Juan Pablo II habló de “crisis ecológica”, haciendo notar “la urgente necesidad moral de una nueva solidaridad”.

“Este llamamiento se hace hoy todavía más apremiante ante las crecientes manifestaciones de una crisis, que sería irresponsable no tomar en seria consideración”, subrayó el Papa.

Entre ellas citó el cambio climático, la desertificación, el deterioro y la pérdida de productividad de amplias zonas agrícolas, la contaminación de los ríos y de las capas acuíferas, la pérdida de la biodiversidad, el aumento de sucesos naturales extremos, la deforestación de las áreas ecuatoriales y tropicales.

También se refirió a los conflictos causados por el acceso a los recursos, así como al “creciente fenómeno de los llamados 'prófugos ambientales', personas que deben abandonar el ambiente en que viven –y con frecuencia también sus bienes– a causa de su deterioro”.

“Todas éstas son cuestiones que tienen una repercusión profunda en el ejercicio de los derechos humanos como, por ejemplo, el derecho a la vida, a la alimentación, a la salud y al desarrollo”, afirma.

Deber moral

El cuidado del medio ambiente supone un deber de carácter ético hacia los pobres, que son quienes sufren mayormente las consecuencias de la degradación del medio ambiente, y las futuras generaciones.

“No se puede valorar la crisis ecológica separándola de las cuestiones ligadas a ella, ya que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba