El paradigma de la intangibilidad del derecho a la vida y la dignidad ante la muerte

Autor:Alberto Domingo Chartzman Birenbaum
RESUMEN

Un análisis Holístico del Derecho a la Vida desde la concepción hasta la muerte digna

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

“Un cambio más fundamental es necesario. Es pasar de la retrospectiva a la prospectiva, actitud abierta enfrentada a un porvenir abierto, inquietud intelectual buscando resolverse en optimismo de acción, búsqueda que sirva como lazo de unión entre la pluralidad de posibles – comprendidos los que nosotros mismos seremos mañana- y la decisión única a adoptar en el instante presente”.

PIERRE MASSE

Le plan ou L´antihasard

I - Introduccion

El presente trabajo involucra las cuestiones inherentes a aquello que hemos denominado “El paradigma de la intangibilidad del derecho a la vida y la dignidad frente a la muerte”. Y en este camino a recorrer, lo primero que encontramos es un nuevo paradigma científico: “Difícil llegar a definiciones sobre dignidad del ser humano, su inviolabilidad, su identidad de persona”, se proponen “acuerdos éticos” por medio del diálogo y la deliberación interdisciplinaria y racional para establecer valoraciones éticas a las realidades biológicas y a lo que se llama “natural” en contraposición a lo “sin natural”. Tomando un trabajo del P. Lic . Mg. Alberto G. Bochatey, O.S.A.1 se explica claramente la Teoría de la Fecundación: Inmediatamente después de la fecundación comienza el desarrollo celular, nos enseña. Ya hay vida humana. Incluso antes de la implantación, el sexo del nuevo ser humano puede ya determinarse y tiene los 46 cromosomas (23 del padre y 23 de la madre) del código genético que programan y dirigen el desarrollo de la nueva vida humana. Seguidamente entre los días 5 y 7 nos ubicamos en la Teoría de la Implantación: La nueva vida ya está compuesta por cientos de células y ha desarrollado una hormona protectora que evita el rechazo de la nueva criatura por parte del cuerpo de la madre. Se retoma hoy el intento de introducir el concepto “pre-embrión” que inventara apologéticamente A. McLaren, que trabajó en la elaboración del Warnock Report, en una carta publicada en Nature (Embryo research (1986) 320:570): ‘Parece preferible el uso del término “pre-embrión” o “concebido” para el entero producto del huevo fertilizado hasta el final del estadio de la implantación (día 14)… y de “embrión” para la pequeña parte del “pre-embrión” o “concebido” que se distingue en el estadio de estría primitiva.’ El embrión no existe en las primeras dos semanas después de la fertilización. (McLaren) El pre-embrión … es una entidad diferente que incluye y da origen al embrión que se desarrolla en un feto y neo nato’. El Warnock Report, reconoce que al embrión humano en las dos primeras semanas, se lo debe considerar un verdadero sujeto humano y que el respeto al mismo “no pude ser absoluto sino pesado/medido en relación a los beneficios”. Observamos a partir del día 14 la posibilidad de si ha aparecido o no una segunda vida humana. En pocos días más el hígado desarrollará sus propias células sanguíneas, la placenta es parte de la nueva vida y no de la madre. Todos los órganos se están formando: el cerebro, los riñones, los huesos.

¿Pero cuál es el acuerdo ético? Debe estar basado en reconocerle carácter inviolable a toda vida humana (persona, ser humano) dando por válido el concepto de inicio de la vida de aquella teoría que lo identifique con su origen más temprano (Personalismo ontológicamente fundado).

Cierto es que no escapa a este trabajo cuestiones que se encuentran íntimamente relacionadas con la Bioética, en torno a los temas siempre desafiantes de la vida humana. De modo, que la Bioética tendrá que ser esa campana académica que llame la atención a todos los agentes de la salud, sus investigadores y estudiosos, los mismos laboratorios farmacológicos, para salvaguardar y restituir la dignidad de la vida de cada persona humana.

Es por ello que en nuestro recorrido, no estará ausente dicha disciplina, puesto que su lugar se encuentra en el diálogo transcientífico, por la misma índole de su contenido.

Asimismo, tomaremos aspectos de la realidad, que nos ubicará en esta aún no terminada discusión acerca de la vida y la muerte, los alcances de la eutanasia; para reafirmar la defensa de la vida de una persona, reafirmar la dignidad absoluta y suprema de cada ser humano; incluso cuando están débiles y amortajados en el misterio del sufrimiento.

Capitulo I Bioetica
1. - Definición y concepto

Siguiendo el interesante trabajo “BIOETICA”.- Experiencia transdisciplinar desde un Comité Hospitalario de Etica.-2.- Bioética está compuesta por bios y ethiké ( vida y ética) uniendo la vida ( biol+ogica= ciencia) con la ética (moral = conciencia).

Si la definimos como ética de la vida, podrá parecernos redundante ya que sólo a la vida (bios) se refiere el orden moral. Pero a la luz de la crisis que ha producido la era tecnológica, donde se destacan la catástrofe ecológica, la nueva biología y la medicalización de la vida, nuestro término toma un perfil bien definido dentro del campo del nuevo diálogo transdisciplinar entre las ciencias biomédicas y la humanización de dichas ciencias. La Organización Panamericana de la Salud asume como suya la siguiente definición ( de clara inspiración en la Enciclopedia of Bioethics del Kennedy Institute of Ethics): “Estudio sistemática de la conducta humana en el campo de las ciencias biológicas y la atención a la salud, en la medida en que esta conducta se examine a la luz de los valores y principios morales. La Bioética abarca la ética médica, pero no se limita a ella. La ética médica en su sentido tradicional de los problemas relacionados con los valores, que surgen en la relación médico-paciente.

La Bioética va más allá de la vida y la salud humana, en cuanto comprende cuestiones relativas a la vida de los animales y las plantas, en lo que concierne a experimentos con animales y a demandas ambientales conflictivas.

No hay que temer que la propuesta de la Bioética provoque un cierto replanteo de lo establecido en los ámbitos académicos, políticos y médicos. Es preferible que lo haga una reflexión transdisciplinar científica, a partir de su ámbito propio, que un procedimiento o instrumento técnico de un día para el otro, a partir, muchas veces, de la suerte o el dinero.

2. - Criterios fundamentales en Bioética

Siguiendo un discurso a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Santo Padre Benedicto XVI 3, se refirió a “los difíciles y complejos problemas de la bioética”. El discurso resulta particularmente importante, pues recuerda “los dos criterios fundamentales para el discernimiento moral en este campo”, a saber:

  1. “el respeto incondicional al ser humano como persona, desde su concepción hasta su muerte natural”;

  2. “el respeto de la originalidad de la transmisión de la vida humana a través de los actos propios de los esposos”.

    De esta manera, el Santo Padre brinda orientaciones claras y seguras para la acción en esta materia y permite una clara distinción entre los aspectos esenciales e innegociables y otras cuestiones de menor importancia.

  3. Competencia del magisterio: para el Papa, la Congregación tiene que seguir con atención estos temas porque no se trata de situaciones que afectan “a algunos médicos e investigadores especializados”, sino que tienen un alto impacto social, pues “son divulgadas a través de los medios modernos de comunicación social, provocando expectativas e interrogantes en sectores cada vez más amplios de la sociedad”. En este contexto, “el Magisterio de la Iglesia no puede ni debe intervenir en cada novedad de la ciencia, pero tiene la tarea de reafirmar los grandes valores que están en juego y de proponer a los fieles y a todos los hombres de buena voluntad principios y orientaciones ético-morales para las nuevas cuestiones importantes”.

  4. Los problemas de la fecundación artificial extracorpórea: en otro pasaje, al referirse a los 20 años de la instrucción Donum vitae de la Congregación para la Doctrina de la Fe (referida al tema de las técnicas de procreación humana artificial), denunció “los nuevos problemas relacionados, por ejemplo, con la crio-conservación de embriones humanos, con la reducción embrionaria, con el diagnóstico pre-implantatorio, con la investigación sobre células madre embrionarias y con los intentos de clonación humana” que “muestran claramente cómo, con la fecundación artificial extra-corpórea, se ha roto la barrera puesta en defensa de la dignidad humana”. Y en una firme definición del embrión, alertó...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA