Pacto Mundial del Empleo.OIT, Junio 2009

Autor:Mirador Internacional

– La Oficina Internacional del Trabajo celebró la adopción de una resolución sobre el Pacto Mundial del Empleo de la OIT apoyada por más de 170 países presentes en la reunión del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), que tuvo lugar en julio en Ginebra.

El Pacto Mundial para el Empleo es un llamado urgente para una acción mundial – a nivel nacional, regional y global – para colocar al empleo y la protección social en el centro de las políticas de recuperación.

La resolución cita la “profundidad y extensión de la crisis económica y financiera que afecta a todos los países y la consecuente pérdida de empleos y sufrimiento humano”, y estimula a los Países miembros de las Naciones Unidas a “promover y utilizar plenamente el Pacto Mundial del Empleo como un marco general dentro del cual cada país puede formular un paquete de medidas específico para su situación y prioridades”.

“Esta resolución añade un nuevo y valioso elemento al creciente apoyo internacional al Pacto Mundial del Empleo de la OIT”, dijo el Director General de la OIT, Juan Somavia. “Es una indicación tanto de la urgencia de la situación como la relevancia y la actualidad del Pacto, y crea una plataforma sólida para las acciones dirigidas a enfrentar la crisis mundial del empleo”.

La resolución – E/2009/L.24 – fue adoptada por unanimidad después de la introducción efectuada por el Embajador de Brasil, Farani Azevedo, Jefe del Consejo de Administración de la OIT.

La resolución solicita a los fondos, programas y agencias especializadas de las Naciones Unidas que tengan en cuenta el Pacto Mundial para el Empleo en sus programas y políticas, e invita a las instituciones financieras internacionales y a otras importantes instituciones internacionales a integrar los contenidos políticos del pacto en sus actividades.

Además, invita a los países donantes, socios multilaterales y otros socios en materia de desarrollo a analicen la posibilidad de financiar la implementación de las recomendaciones y opciones políticas del Pacto Mundial para el Empleo. La resolución solicitó al Secretario General que, durante la reunión que tendrá lugar en 2010, informe al ECOSOC sobre los progresos obtenidos en su puesta en práctica.

El Pacto Mundial para el Empleo fue adoptado en junio por delegados de gobiernos, empleadores y trabajadores durante la 98° reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, después del fuerte apoyo dado al mismo por parte de Jefes de Estado y Gobiernos, vicepresidentes, ministros del trabajo y dirigentes de las organizaciones de trabajadores y empleadores durante la Cumbre Mundial sobre el Empleo de la OIT, que se llevó a cabo entre el 15 y 17 de junio.

Los líderes del G8, que se reunieron en Italia los primeros días de julio, también resaltaron la importancia del Pacto Mundial para el Empleo como respuesta a la crisis mundial y como forma de promocionar la dimensión social de la globalización.

El Pacto es una agenda de crecimiento productivo para la recuperación de la economía real, basada en el Programa de Trabajo Decente. Propone una serie de medidas políticas equilibradas y realistas que los países, con el apoyo de las instituciones regionales y multilaterales, pueden adoptar para fortalecer sus esfuerzos para enfrentar la crisis y, al mismo tiempo, trabajar en pos de la sostenibilidad económica, social y ambiental.

El Consejo Económico y Social (ECOSOC) es un órgano especializado de las Naciones Unidas que se encarga de coordinar el trabajo económico y social de las 14 agencias especializadas de las Naciones Unidas, sus comisiones especiales y sus cinco comisiones regionales.

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Habiendo escuchado a los Jefes de Estado, Vicepresidentes, Primeros Ministros y a todos los demás participantes en la Cumbre de la OIT sobre la Crisis Mundial del Empleo;

Habiendo recibido la propuesta formulada por la Comisión Plenaria sobre Respuestas a la Crisis de la Conferencia;

Considerando la función importante que desempeñan el Consejo de Administración y la Oficina Internacional del Trabajo en la aplicación de las resoluciones adoptadas por la Conferencia;

Habiendo tomado nota del Programa de Trabajo Decente y de la Declaración sobre la justicia social para una globalización equitativa como medios para abordar la dimensión social de la globalización,

Adopta, con fecha diecinueve de junio de dos mil nueve, la resolución siguiente:

Para recuperarse de la crisis: Un Pacto Mundial para el Empleo

I Una respuesta a la crisis basada en el trabajo decente
  1. La crisis económica mundial y sus consecuencias han puesto al mundo ante una perspectiva prolongada de aumento del desempleo y agudización de la pobreza y la desigualdad. Por regla general, en otros casos, la recuperación del empleo sólo se ha alcanzado varios años después de la recuperación económica. En algunos países, la simple recuperación de los niveles de empleo anteriores a la crisis no bastará para contribuir efectivamente a construir unas economías fuertes, ni para hacer realidad el trabajo decente para las mujeres y los hombres.

  2. Se están perdiendo empresas y empleos. La movilización para afrontar esta situación debe formar parte de toda respuesta integral.

  3. El mundo debe funcionar mejor.

  4. Hacen falta opciones de política coordinadas a nivel mundial para potenciar la eficacia de los esfuerzos nacionales e internacionales que se desplieguen en torno al empleo, las empresas sostenibles, los servicios públicos de calidad y la protección de las personas, al tiempo que se preserven sus derechos y se promuevan sus puntos de vista y su participación.

  5. Ello contribuirá a revitalizar la economía y a promover una globalización justa, la prosperidad y la justicia social.

  6. El mundo debería ser diferente después de la crisis.

  7. Nuestra respuesta debería favorecer una globalización más justa, una economía más respetuosa del medio ambiente y un desarrollo más eficiente en lo que atañe a la creación de empleos y empresas sostenibles, el respeto de los derechos de los trabajadores, la promoción de la igualdad de género, la protección de las personas vulnerables, la ayuda a 2 ILC98-2009-07-0126-1-Sp.doc los países para que proporcionen servicios públicos de calidad y su capacitación para dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

  8. Los gobiernos y las organizaciones de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba