Navidad y Pobreza

Autor:José María Arancedo

Navidad es el comienzo de una Vida Nueva, es la certeza de que Dios no abandona al hombre, sino que viene a su encuentro en Jesucristo para ser su camino y hacerlo partícipe de su misma vida

"Nuestra mirada se dirige en este día a Jesucristo, que nació en la humildad y el silencio para enseñarnos el camino de Dios. Pero no podemos dejar de mirar esa otra realidad tan cercana y dolorosa, que es la situación de muchos hermanos nuestros".

"Ellos son los destinatarios preferidos del amor de Dios. Conocemos esas circunstancias y tal vez nos acostumbramos a que el mundo sea así. Se adormece nuestra conciencia y convivimos en un mundo que aparenta crecer y vive la sola expectativa de un consumo mayor, pero que deteriora y pisotea la dignidad de la imagen de Dios en el hombre".

El obispo santafecino señaló como factores del deterioro "el drama de la pobreza, la desocupación y la marginalidad, el flagelo de la droga y aumento del juego, el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba