Multinacionales en forma de app: ¿Innovación o evasión?

Autor:Valeria S. Verdolini
Cargo:Abogada UNLP Especialista en Derecho Tributario UBA
Páginas:267-269
 
EXTRACTO GRATUITO
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN | Año 2 Nº 3 | Otoño 2017
pág. 267
OPINIÓN |
Multinacionales en forma de app: ¿Innovación o evasión?
Por Valeria S. Verdolini*
En ocasión de cumplirse un año del desembarco de la plataforma Uber en nuestro país, re-
sulta interesante poner sobre el tapete y analizar el marco tributario en el que se desenvuelve
esta multinacional que, sumada a las ya socialmente instaladas Spotify, Amazon, Netix
y Airbnb, constituyen ejemplares del cambio de paradigma de la economía tradicional.
Lo cierto es que, a pesar de las denuncias por evasión tributaria y lavado de activos por la
justicia porteña y los diversos pedidos de bloqueo por el sindicato de taxistas, en éstos úl-
timos doce meses la plataforma Uber tuvo un millón de descargas en el país, y continúa
operando de manera ininterrumpida, a lo que se le suma que ya abrió cinco sedes de
atención en la Provincia de Buenos Aires y dispone de 100 mil conductores inscriptos.
El funcionamiento de la plataforma, por si algún lector no está familiarizado con ella,
es el siguiente: los pasajeros interesados en contratar el servicio deben descargar una
aplicación a su teléfono celular y cargar los datos de su tarjeta de crédito, de la cual se
debita el costo de los viajes que realicen. Por su parte, aquellos que se ofrezcan como
“conductores, quienes son identicados por Uber como “socios”, deben cumplir una
serie de requisitos, y reciben periódicamente la liquidación de los viajes que realicen.
Uber retiene una comisión de ese monto, que representa su benecio. ¿A qué país va esta
comisión?, ¿Quién tributa por ella?
Ahora bien, Uber no es única en su especie. De similares características encontramos a
la multinacional Airbnb, cuya razón de ser consiste en “ofrecer” a los viajeros opciones
de hospedaje (habitaciones, departamentos, casas), de manera íntegra o compartida,
como alternativa a un hotel a través de internet.
Ambas compañías gestionan sus nanzas siguiendo el manual de la perfecta multina-
cional: utilizan liales en Irlanda u Holanda para esquivar los impuestos sobre distribu-
ciones de dividendos y/o utilidades del país en el que funcionan; y se canalizan desde allí
los benecios a paraísos scales como la isla de Jersey o las Bermudas.
Todos los ingresos que las compañías obtienen en los 190 países donde operan van di-
rectamente a una central de pagos situada en Irlanda en el caso de Airbnb y de Holanda
en el caso de Uber, ambos territorios de la UE.
Para dimensionar la magnitud de la presencia de la empresa Airbnb, con más de
1.000.000 de cuartos alrededor del mundo, basta referenciar que Hilton, una de las cade-
nas hoteleras más grandes a nivel global, tiene 721.000 cuartos en solo 94 países.
En cada operación, Airbnb o Uber, retienen un porcentaje del precio pagado por el
arrendador/usuario.
La lial local solo actúa como intermediaria y sus únicos ingresos son aquellos que
Airbnb Irlanda, por ejemplo, decida entregarle por su “gestión, y que lógicamente no
suelen ser muy abultados.
¿Cómo tributa en Irlanda? Puede hacerse del dinero sin pagar apenas impuestos
aprovechándose del mecanismo clásico de inar sus facturas de gastos, abonando millo-
narias cantidades por el uso de derechos de propiedad intelectual a una empresa radi-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA