A la misma hora, en la TV y en el teatro

 
EXTRACTO GRATUITO

A la noche, de lunes a viernes, coinciden virtualmente en la pantalla de la televisión local. Uno, en Viuda e hijos del rock y roll, en Telefé, y la otra, en Noche y día, en El Trece, programas, ambos, que califican a diario entre los más vistos del día. Él es Darío Lopilato y en la tira hace de Piojo, un secretario un tanto lelo del personaje de Mex Urtizberea. Ella es Manuela Pal y en el programa de El Trece hace de Gise, una hermana un tanto conflictiva del protagonista que interpreta Facundo Arana.

Pero además, entre lunes y domingos, coinciden en carne y hueso sobre el escenario en el elenco de Bajo terapia, obra que es una de las revelaciones de la cartelera porteña del verano. En esa pieza, que escribió Matías del Federico y dirige Daniel Veronese, son, en principio, novios que asisten a una terapia psicológica. En una de las sesiones se encuentran con otros pacientes en la misma situación que ellos -los personajes que interpretan Héctor Díaz, María Figueras, Carlos Portaluppi y Mercedes Scapola-, a los que la profesional que los atiende citó para una sesión especial. Ella no estará, pero les dejó unos sobres con instrucciones para que hagan un análisis grupal con las consignas que contienen. El grupo acepta la propuesta y se embarca en una dinámica que los llevará a un final absolutamente inesperado. "Cuando me dieron a leer la obra, me sorprendió el cierre. Leerla es peor que verla, porque al presenciarla te vas dando cuenta de por dónde pasa el foco del conflicto. Sabés dónde está el problema que va a estallar, aunque no sepas cómo va a estallar. Al leer, eso pasa inadvertido. El final te agarra totalmente desprevenido. En el momento en que estás haciendo la función se siente al público que suspira como aliviado cuando aparece esa vuelta de tuerca", cuenta Pal. Su compañero asiente, y agrega: "En el final se acaban las risas, que están durante toda la obra, porque no hay lugar para ellas. Es una obra en la que pasás un buen momento, pero no te vas vacío. Salís con algunas cosas en la cabeza para pensar".

A Pal la convocó Veronese, con quien el año anterior había hecho Los elegidos. "En principio me llamó para hacer lo que se llama un semimontado, en el Picadero. Eran cinco ensayos, y hacer una función de teatro leído para que un jurado de los empresarios teatrales eligiera entre varias obras del concurso Contar 1 cuál se iba a poner en la calle Corrientes [Bajo terapia fue una de las obras ganadoras de ese certamen de fomento...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA