Mensaje presidencial del 01.03.2010

RESUMEN

Discurso de la Presidenta en la inauguración del 128° período de Sesiones Ordinarias del Congreso lunes, 01 de marzo de 2010

 
EXTRACTO GRATUITO

Muy buenos días a todos y a todas. Vengo a dar cumplimiento a lo prescripto por el artículo 99 inciso 8 en cuanto a dar inauguración a la Asamblea Legislativa, a las sesiones ordinarias de este período, pero lo primero es lo primero y quiero solidarizarme con Chile, como lo he hecho durante las primeras horas del día sábado y durante todo este fin de semana en que hemos mantenido comunicación permanente con nuestra amiga y compañera presidenta de Chile, Michelle Bachelet, a quien le hemos ofrecido toda nuestra ayuda y debo informar que entre hoy y mañana van a salir equipos de ayuda. Lo primero es lo primero, quiero hablar de esto porque creo que nunca a ningún presidente le tocó una apertura de sesiones ordinarias con una tragedia de las características que está viviendo nuestra hermana República de Chile y creo que bien merece articularse una ayuda. Hemos dado tres categorías, salud, energía y agua, que están saliendo entre hoy y mañana en seis vuelos de aviones Fokker y Hércules, un hospital militar reubicable de 12 módulos, con personal compuesto por 54 médicos cirujanos y clínicos; está alistada asimismo otra dotación de 22 traumatólogos y cirujanos para partir inmediatamente si es necesario; en energía estamos enviando cuatro plantas generadoras; en aguas tres plantas potabilizadoras de agua.

Pero al mismo tiempo estamos articulando ayuda entre el sector privado y el sector público, lo que les acabo de mencionar es ayuda de Estado a Estado, pero también importantes inversores chilenos -ustedes saben de quien hablo, que tienen supermercados en nuestro país- se han puesto en contacto pidiendo que por favor articulemos con los empresarios argentinos para enviar alimentos que están haciendo mucha falta dada la situación y hemos combinado que en aviones, mediante la provincia de Mendoza, enviemos 400 t de arroz, 400 t de harina fraccionada, 400 t de aceite, 400 t de fideos secos, 240 t de leche en polvo y más de medio millón de litros de agua mineral. Esto es de sector privado a sector privado y seguiremos estableciendo todas las acciones necesarias para efectivizar en hechos y no solamente en palabras la solidaridad. (Aplausos).

Ahora sí vamos a lo nuestro, a la República Argentina y a la segunda parte de ese inciso 8 del artículo 99 que me obliga a dar cuentas del estado de la Nación como administradora general del país, tal cual lo marca el inciso 1. Pero quiero aclararles que voy a hablar del país real, del país que me toca administrar todos los días, porque he advertido que en los últimos tiempos han surgido como dos países: un país real que ha permitido que por ejemplo se batan records, como no se daba en años en materia de esparcimiento afortunadamente en nuestra población, en nuestras playas, en nuestros centros turísticos, compras, etcétera; y otro país al que yo denomino país virtual o mediático en el cual suceden cosas horribles, en donde nada está bien, en donde todo está mal.

Y quiero hablar de este país real en un mundo también que se ha tornado real porque hasta el último trimestre del año 2008 teníamos un mundo global virtual, una burbuja que estalló; una burbuja que muchas veces nos fue presentada a nosotros, en estos casi siete años de gestión del proyecto, como el modelo a seguir, y que estalló allá en el último trimestre del año 2008 dejando ver el mundo de la economía real, el mundo que estaba afuera de la especulación. Nos tocó abordar este año que pasó, este año 2009, en el marco de la crisis global más importante de que se tenga memoria; hacía 50 años que el PBI global no caía un punto como sucedió, desde el año 1982 que el comercio global no había caído el 13,4 como cayó durante el año 2009. El producto industrial de Japón retrocedió 16 puntos negativos, el de Estados Unidos 9 puntos y podría seguir dando cifras acerca de lo que fue el mundo.

¿Qué pasó aquí en nuestro país durante el año 2009? De esto vengo a dar cuentas, del estado de la Nación, del estado del país. La recaudación por ventas, el total de ventas que se produjeron durante el año 2009 fue de un billón 790.000 millones de pesos, 98 millones de pesos más que el año 2008 que había sido un año de excelencia. Y pese a que nuestras exportaciones cayeron, nuestra balanza comercial batió records, nos faltaron apenas 19 millones para llegar a los 17 mil millones de dólares de superávit comercial. Esto no fue magia, esto no fue artilugio, esto fue simplemente gestión y una fuerte intervención de políticas activas del Estado a través de ayudas como el Repro a muchísimas empresas, más de 100.000 trabajadores han recibido la ayuda del plan del Ministerio de Trabajo; a los incentivos que dimos durante todo el año en materia fiscal, en materia de reintegros, porque el objetivo que nos planteamos fundamentalmente frente a la crisis era evitar la generación masiva de despidos.

Yo no sé si ustedes recuerdan, lo deben recordar porque deben tener los informes, la Argentina virtual, la Argentina mediática nos hablaba de que por ejemplo no íbamos a recaudar en nuestra balanza de comercio exterior más de 6 mil millones de dólares, con lo cual iba a faltar dinero, dólares para pagar otras obligaciones contraídas; 17.000 casi recaudamos. Nos hablaban de que nuevamente se iban a disparar los índices de desocupación, que íbamos a trasponer largamente los dos dígitos, terminamos el último trimestre del año pasado con una reducción de lo que había sido un aumento en el anterior trimestre y cerramos el año con 8,4 de desocupación. Volvimos a tener superávit fiscal, no los 3,5 que se veníamos teniendo, obviamente hubo un incremento de los recursos para poder precisamente darle sustentabilidad al mercado interno, que bueno es decirlo, el desarrollo de ese fuerte mercado interno fue lo que permitió sortear la crisis; del billón 790 mil millones de pesos de las ventas facturadas, un billón 586 mil millones correspondieron exclusivamente al mercado interno porque hubo una fuerte caída de las exportaciones, sobre todo en el sector primario que cayeron el 43 % siendo la manufactura agropecuaria con un 10% la que menos impacto negativo tuvo.

Esto además nos significó tener entre muy pocos países en el mundo una recaudación positiva del 13,2; Chile por ejemplo cayó casi un 25 % en su recaudación y todos los países, Perú también, todos los principales países han tenido recaudación negativa, todo esto fue posible no solamente por los instrumentos y políticas activas que desarrollamos durante este año 2009, creo que se debió esencialmente a la solidez de un modelo económico y político que desde el 25 de Mayo del 2003 generó las condiciones macroeconómicas que permiten que un país salga adelante. (Aplausos)

Hay algunos que creen que las cosas se dan individualmente o porque tienen capacidad o porque son emprendedores. Obviamente que el éxito de cada uno depende mucho de las propias iniciativas, pero para tener éxito en un país tiene que tener éxito primero el país y tener condiciones macroeconómicas que permitan a los emprendedores, a los que quieren invertir, a los que quieren progresar que puedan hacerlo.

Yo quiero para no equivocarme leerles algunas cifras de lo que significa la solidez de este modelo y cuál hubiera sido nuestra situación si esto se hubiera producido tal vez en otros momentos de la vida política y económica del país.

Desde el año 2003 al 2008 acumulamos un crecimiento del PBI del 63 % (aplausos); en el período comprendido entre 1993 y 1999, también conocido como período de la convertibilidad, la economía también había crecido pero lo había hecho en un 24,4% y con una creciente expulsión del mercado laboral de millones de argentinos. Por eso sostenemos nosotros que no todo crecimiento económico es virtuoso, el crecimiento económico para ser virtuoso debe generar empleo, debe generar nuevas empresas, debe generar disminución de la pobreza y de la indigencia, ése es el crecimiento económico en el que creemos y por el que hemos trabajado desde el 25 de mayo del 2003. (Aplausos)

En cuanto a las reservas acumuladas el año 2009 fue de crecimiento mucho menor, 0,9, pero tuvimos crecimiento positivo; la variación de reservas acumuladas en el período ha sido de 32.566 millones de dólares y el año pasado, pese la crisis, pudimos acumular también 1.411 millones de dólares de reservas más, superando este año los 48 mil millones de dólares. Queremos llegar de vuelta a los 50.000, tope al que habíamos llegado en marzo del 2008 también batiendo records en toda la serie histórica y completando el crecimiento económico y el crecimiento de reservas más importante de que se tenga memoria.

Los superávit gemelos, fiscal y comercial, que fueron bandera de esta gestión y condiciones y pilares macroeconómicos del sostenimiento, fueron para el período 2003-2008, 82.966 millones de dólares que arrojó nuestra balanza comercial. Yo quiero decirles que durante el período de la convertibilidad tuvimos balanza comercial negativa pese a que teníamos crecimiento en todo el período de 8.400 millones de dólares para abajo, en negativo.

Y así podríamos seguir con reducción de la pobreza y para no entrar en discusiones quiero leer un informe para ver cómo ha impactado todo este modelo en la reducción de la indigencia y de la pobreza en la Argentina y por qué pudimos sostenernos en este año 2009 frente al vendaval.

Voy a leer el informe del IPEC, el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos de la provincia de Santa Fe, cuando analiza uno de los conglomerados urbanos, tal vez el más representativo de todos los avatares económicos que ha tenido nuestro país, el conglomerado urbano del Gran Rosario. ¿Por qué? Porque allí se centran muchas actividades, fabriles, agrícolas; por eso y porque además, congrega gran parte de la población, es un conglomerado urbano muy representativo de cómo impacta un modelo económico y político allí.

Voy a leer el informe textualmente: "En el Gran Rosario a comienzos del año 2003, el 42,4 por ciento de los hogares rosarinos era...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA