Mensaje Pascual de los Obispos de la Patagonia

Autor:Mons. Virginio D. Bressanelli, obispo de Comodoro Rivadavia - Mons. Esteban M. Laxague, obispo de Viedma - Mons. Fernando C. Maletti, obispo de San Carlos de Bariloche; Mons. Marcelo A. Melani, obispo de Neuquén - Mons. Néstor H. Navarro, obispo del Alto Valle del Río Negro - Mons. Juan Carlos Romanín, obispo de Río Gallegos
Cargo:Obispos de la Patagonia
RESUMEN

Mensaje Pascual 2009

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

No teman. Ustedes buscan a Jesús de Nazaret, el Crucificado ha resucitado” (Mc. 16,6).

1. En esta Pascua queremos que resuene nuevamente con fuerza este mensaje de Dios: “no teman” y ser portadores del mismo

Mensaje que está lejos de ser algo vacío, sin sentido, una frase más de las tantas que escuchamos diariamente. Mensaje lleno de verdad y de vida que surge de este gran acontecimiento: Aquél que apostó siempre por la vida, y que había sido vencido por la mentira, el odio, el egoísmo … ha resucitado y vive para siempre.

Este es la verdad que disipa todos nuestros miedos: CRISTO HA RESUCITADO, y en El queda definitivamente de manifiesto que la verdad triunfa, el amor vence el odio, la vida tiene la última palabra.

2. Nos encontramos frente a una crisis grave que atenta contra el anhelo de dignidad que anida en el corazón de todo ser humano

Como Obispos Argentinos ya decíamos en noviembre del 2008: “la nueva cuestión social abarca, tanto las situaciones de exclusión económica como las vidas humanas que no encuentran sentido y ya no pueden reconocer la belleza de la existencia” (“Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad, nº 25).

En la región Patagónica, no es alentadora la perspectiva económica ya que se están acentuando nuevamente las carencias y muchos están quedando liberados a su propia suerte y sin protección, con todas las consecuencias que esto implica.

Como padres y hermanos que acompañamos a muchos en sus angustias y esperanzas, constatamos, por ejemplo, el fenómeno de “las usurpaciones” -que nadie puede justificar-, pero que todos estamos de acuerdo en afirmar que encierran el legítimo reclamo del derecho a la tierra y a la vivienda, que para muchos se vuelve inalcanzable.

En este momento de nuestra historia, donde crece la “exclusión” y “el sin sentido de la vida”, surgen muchos miedos que no ayudan a buscar caminos de solución a nuestros problemas.

3. ¿Qué miedos nos atrapan y paralizan hoy?

Escuchando a muchos hermanos y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA