El matadero

Cantón de Berna, Suiza.- Es raro el capricho de la mente. Tan solo ver el rostro de esta vaca (la expresión mansa, plácida, acentuada por el paisaje), recordé un cuento fundante de la literatura argentina. Esteban Echeverría escribió "El matadero" entre 1838 y 1840. Tenía 20 años cuando leí ese texto, que acudiendo al costumbrismo confronta la vida cultivada de la ciudad con el mundo bestial, sanguinolento y bárbaro del matadero. Echeverría hablaba del rosismo. Años después, me puse por primera vez cara a cara con una vaca. En esa cercanía inesperada me sentí conmovido. Vi en ese...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba