Listos para la gran odisea

 
EXTRACTO GRATUITO

Perderse en el desierto de Libia mientras disputaba el rally Abidjan-Niza 1977 con su moto Yamaha llevó a Thierry Sabine a pensar en crear una competencia sumamente exigente y extensa, en la que la pericia y el poder de improvisación de los competidores tuviesen una injerencia relevante. Así nació en 1979 el Dakar (la primera edición se largó el 26 de diciembre de 1978 desde París rumbo a la capital de Senegal). Claro que cuando este francés de por entonces 28 años comenzó a idear la prueba, jamás pensó en la trascendencia que alcanzaría, ganándose con el paso del tiempo el mote de ser la más dura y la más extrema del mundo.

Tampoco debe haber estado en la mente del galo, quien paradójicamente murió mientras supervisaba el Dakar de 1986 cuando el helicóptero en el que viajaba junto a otras cuatro personas fue sorprendido por una tormenta de arena y se estrelló contra una duna en el desierto de Mali, que la competencia abandonaría su lugar natural, África, para mudarse a los caminos de Sudamérica. Luego de tres décadas transitando terrenos europeos (para la largada y las primeras etapas) y africanos (para la mayor parte de la carrera y el epílogo), por las amenazas terroristas del grupo Al Qaeda debió buscarse un nuevo rumbo. Así fue como surgió la alternativa de que en 2009 el escenario sea la Argentina y Chile; entonces comenzó un vínculo con estas latitudes que año a año parece estar cada vez más consolidado.

Desde este lunes, y sumando a su quinto país americano (Bolivia y Perú son los restantes), se pondrá en marcha desde Asunción, Paraguay, la 39a. edición (se computa la de 2008 aunque haya sido cancelada por las amenazas). Desde ahí largarán las ilusiones del selecto grupo que desea coronarse en Buenos Aires, el 14 de enero, cuando la prueba concluya. Y, también, el anhelo de los que se enfrentan a la competencia con el único deseo de poder completarla, sin importar en qué posición.

Aquí analizamos las cuatro categorías que le dan vida al Dakar. Que le dan vida a "un desafío para aquellos que parten; un sueño para quienes se quedan", como el propio Sabine describió.

Preparados para la dureza

Con la base de los vehículos que pueden verse en las calles o rutas del país, se preparan los prototipos que animan la exigencia. En esta oportunidad son 82 los autos inscriptos.

Aunque los vemos competir a todos juntos, existen diferentes clases dentro de la especialidad. Para esta edición, debido a que seis de los 14 días se transitarán a más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA