De los lectores: cartas & mails

 
EXTRACTO GRATUITO

Club de la política¿A quién podría perjudicar la aprobación de la ley de extinción de dominio? ¿A un gran empresario o a una maestra de Neuquén? ¿A un ministro o secretario de Estado o a un ferretero de Lomas de Zamora? ¿A un millonario testaferro o a una pyme de Río Negro?Cuando la política quiere que se apruebe una ley la llenan de parches jurídicos, Constitución Nacional incluida. Pero cuando toca sus propios intereses son más papistas que el Papa. Un humilde consejo para los políticos que alertan sobre la ilegalidad de la devolución de lo robado (que curiosamente suelen ser los autodenominados "progresistas"): dejen de defender a los poderosos de fortunas turbias. Dejen de defenderse entre ustedes y hagan lo que tienen que hacer. Dejen de perder votos ya que eso no los va a ayudar a conseguir lo que más les interesa: permanecer en el poder. Háganme caso y rompan el carnet del "Club de la política". Ustedes serán los primeros beneficiados.Juan Maurettemailto:juanmoret@gmail.com¿Patria o muerte?Es sabido que fuimos y seguiremos siendo (quién sabe por cuánto tiempo más) un país de caudillos prepotentes. Pero que en el siglo XXI un profesional abogado de renombre se permita amenazar a los argentinos con ríos de sangre si ponen presa a la expresidenta Cristina Kirchner suena a inconciencia, compadrada o amenaza. O quizás a la confesión de que los muchachos del partido al que pertenece la señora están tan bien armados que podrían convertir esas palabras en realidad. Ante estas expresiones, esperemos que algún juez actúe de oficio para que se investigue esa terrible posibilidad y se sepa quién los armó. No está nuestro país para esas expresiones, y por supuesto para que esa amenaza se concrete. ¿Volvemos a "Patria o muerte"?. Suponiendo que la candidata sea o pretenda ser la patria, así con minúscula.Gloria SalasDNI 0.019.469AlquileresRespecto del artículo acerca de la modificación a la ley de alquileres que propondría el Gobierno, me surgen las siguientes reflexiones: la necesidad de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA