Internan a Argibay por problemas pulmonares

 
EXTRACTO GRATUITO

La jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay por una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), con algún grado de asistencia respiratoria ambulatoria. Además, presenta complicaciones renales y problemas cardíacos que la obligan desde hace tiempo a periódicas internaciones.Según informaron fuentes del máximo tribunal a LA NACION, "está fuera de peligro, se encuentra estable y en etapa de recuperación" en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento. Durante los últimos meses, Argibay pasó en repetidas oportunidades por la clínica privada para someterse a estudios y cuidados médicos por sus inconvenientes de salud.Entre los últimos antecedentes de salud se destacan dos: en 2012 se le practicó una angioplastia en una de sus piernas y en 2008 sufrió un infarto agudo de miocardio, por el que fue operada.Fumadora habitual -es una de las principales causas de la enfermedad progresiva que sufre y que causa problemas para respirar-, la ministra de la Corte es una firme defensora de la independencia judicial y evita cualquier diálogo extraoficial con el gobierno nacional. "Yo siempre lo digo: la tarea de un juez de la Corte es antipática por naturaleza porque, para ser un buen juez, nuestro primer deber es ser desagradecidos con quien nos nombró. Estrecharle la mano con educación, agradecerle el cargo y no volverlo a ver", fueron las palabras que utilizó Argibay en 2007 para explicar su relación con el gobierno de Néstor Kirchner.El ex presidente la había propuesto el 30 de diciembre de 2003 para ocupar uno de los sillones del alto tribunal. Por ese entonces, Argibay trabajaba en La Haya como juez ad litem para el Tribunal Criminal Internacional que juzga los crímenes de guerra de la ex Yugoslavia.Primera en la historiaDe amplia trayectoria en el derecho penal internacional, Argibay, abogada de la Universidad de Buenos Aires -finalizó la carrera en 1964-, se convirtió en la primera mujer elegida para la Corte Suprema el 3 de febrero de 2005 . Su par...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA