Historia de las Islas Malvinas

AutorRocha Degreef, Hugo

Historia de las Islas Malvinas

Por Hugo Rocha Degreef

1. Descubrimiento de las Islas Malvinas. Exploración de las Islas

Las Malvinas constituyen un grupo de islas en el Atlántico Sur, sobre las que Argentina mantiene, invariablemente, derechos para recuperar su posesión las que fueron ocupadas de facto por el Reino Unido desde 1833.

Las islas se levantan sobre la plataforma continental sudamericana, dentro del mar epicontinental argentino, elevada meseta submarina que apenas llega a 150 metros de profundidad. En consecuencia su ubicación geográfica nadie la puede discutir, como proyectada dentro del ejido argentino, dada su proximidad al territorio patrio.

La historia del descubrimiento de las Malvinas es hasta hoy un tema obscuro, mas el testimonio de algunos cosmógrafos y las pruebas cartográficas realizadas, ilustran que navegantes españoles, portugueses, holandeses y franceses fueron quienes las avistaron antes que los ingleses, quienes al contrario de ello, se atribuyeron siempre el primer arribo.

Hacia fines del siglo XVIII la condición de España como nación colonial empezaba a decaer, mientras que la supremacía de Inglaterra se afianzaba en todo el mundo. Al desbaratar el Imperio Británico el poderío naval francoespañol en la batalla de Trafalgar en 1905, el Reino Unido se convirtió en virtual dueño de los mares.

Con el claro objetivo de obtener la hegemonía comercial en el mundo, a principios del siglo XIX, se despierta el interés de la nueva potencia por las comarcas de América, fuente inagotable de materias primas para una industria que las nuevas maquinarias a vapor tornaban insaciable y al mismo tiempo con un extenso mercado para sus manufacturas, lo que se determinó a enviar expediciones militares para conquistar América del Sur.

La pretensión de los ingleses de haber sido los primeros en descubrir las Islas Malvinas, no fue probada históricamente, ni por la cartografía británica de la época, ni por el testimonio de navegantes de otras naciones, por lo menos hasta el siglo XVII en que el nombre de Hawkines aparece en lugar del de Islas Sanson, puesto por los españoles en reemplazo del de San Antón y luego del de Santon, como se las conocía.

A fines del siglo XVI se atribuyó el descubrimiento de las Islas a Sebal de Weert, quien formaba parte de la expedición holandesa comandada por Jacobo Mahú, la que en 1599 realizó una infructuosa tentativa de corso. Sebal de Weert sólo comprobó la presencia de las Islas, pues no las pudo explorar por falta de una embarcación adecuada. Las bautizó con su nombre, las que más tarde recibieron el nombre de Sebaldinas, hasta el siglo XVIII en que se llamaron Malvinas.

[Página 1]

2. Primeras expediciones a las Islas

El gobierno español anoticiado de las exploraciones navieras, despachó dos barcos de guerra para construir una fortaleza en 1618.

En 1690 el comandante del navío Welfare, Capitán John Strong, recorrió el estrecho que separaba a las dos islas mayores, a las que denominó "Falkland", sin tomar posesión de ellas.

A fines del siglo XVII la Compañía Comercial del Mar del Sur, creada en Francia para explotar la región magallánica y en el litoral e islas del Pacífico en tierras aun no ocupadas por países europeos cursó una expedición de Saint Maló que descubrió al S. E. de las Malvinas unas islas que llamaron "Danican" (1706).

Por el Tratado de Utrecht, Francia perdió en beneficio del Reino Unido la franquicia de comercialización de que gozaba pasando a manos de la Compañía del Mar del Sur (South Sea Company) con el propósito de llevar la guerra a las colonias españolas, proponiendo al Comodoro Anson, luego de una expedición que comandó y duró cuatro años, sin obtener resultados positivos algunos en aquel sentido, la ocupación de las islas, la que fue aceptada por el gobierno. Conformidad que desistió al protestar España enérgicamente por vía diplomática.

3. Primeras disputas por las Islas

La disputa seria por la posesión de las Islas Malvinas comenzó por esa época. Un marino francés, Bourngamville, exploró y tomó posesión de las tierras australes en 1764, construyendo un fuerte en la extremidad norte y oriental de la Malvina este, en el que dejó gente.

El monarca francés en aquella época dejó constancia escrita de que las islas habían sido descubiertas por la expedición de Saint-Maló, quien le había dado el nombre que llevaban.

El Comodoro John Byron, enviado por el almirantazgo inglés a las islas en 1765, fondeó en un sitio al que dio el nombre de "Puerto Egmont", tomando posesión de una de las Islas Saunders y de todas las vecinas a ellas.

El Capitán John Mac Bride, en 1766, conminó a los franceses, sin resultado alguno, a que abandonaran el fuerte Fort Saint Louis. El gobierno español, enterado de las incursiones a las islas dio instrucciones al gobernador de Buenos Aires para que repatriase a los franceses y los reemplazara por españoles, invocando el Pacto de Familia de 1766. Francia consintió en retirarse mediante el pago de una indemnización, a la que se hizo lugar, tomando los españoles posesión del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba