El empleo preocupa a gremialistas oficialistas y opositores

 
EXTRACTO GRATUITO

Sin importar su postura respecto del Gobierno, los sindicatos han comenzado a advertir de manera unánime sobre "complicaciones" en el escenario laboral para 2014. Si bien encabezan su lista de i http://www.lanacion.com.ar/1651842-la-inflacion-segun-marx-y-keynesy el desafío de mantener el poder adquisitivo del salario, ha crecido en los últimos tiempos el temor a una http://www.lanacion.com.ar/1577954-se-estanca-la-generacion-de-nuevos-empleos-segun-un-informe-privadoy al debilitamiento del músculo productivo en rubros clave, como la industria automotriz, la construcción, el comercio y el transporte de cargas.Los que más están sintiendo los coletazos son los gremios industriales, que al cierre de 2013 ya habían chocado con un panorama poco alentador: retroceso en las producciones, eliminación de las horas extras, sumados a la pérdida de competitividad en algunos sectores.La CGT más cercana a la Casa Rosada bajó en tinta su preocupación: "El país está en un momento crítico", expresó orgánicamente en un documento divulgado recientemente. Su jefe, Antonio Caló, reconoció a LA NACION que "la actividad industrial está en una meseta". Además, cuestionó el recién nacido acuerdo de precios que impulsó la Secretaría de Comercio Interior al decir que los valores ahora congelados no son los mismos que hace un mes.Si bien la preocupación sindical es general, la urgencia es mayor en algunos rubros. Oscar Romero, diputado nacional kirchnerista y jerárquico del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), reconoció a LA NACION que "2014 es una incógnita" para la industria automotriz.Y sobre el año pasado, hizo una suerte de balance: "Hubo niveles récord de producción, con 900.000 unidades. Y récord de patentamiento y exportación. Pero hubo una caída en diciembre a partir del nuevo arancelamiento apuntado a los autos de alta gama".Romero, además, admitió "suspensiones [laborales] aisladas", cuyo motivo lo justificó en "la falta de insumos y la retracción del mercado interno de Brasil".El país vecino, en 2013, abrió sus fronteras al 67% de los autos que exportó la Argentina, según informes del Smata. Para este año, tras la devaluación del real, deberán surgir nuevos mercados para mantener el nivel de empleo. Así lo consideró Romero, pero también un empresario de la automotriz Peugeot, que asumió que hubo suspensiones y adelanto de vacaciones en algunas fábricas.En la construcción también hay incertidumbre. La , liderada por , habla de "altibajos" en el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA