Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza - CAMARA FEDERAL DE MENDOZA, 7 de Agosto de 2014 (caso FISCA S/ AV. DELITO REF. LUNA ROSA S. - COMPULSA EN AS A- 13491 (F-23561))

Fecha de Resolución: 7 de Agosto de 2014
Emisor:CAMARA FEDERAL DE MENDOZA
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación Cámara Federal de Mendoza FMZ 82623561/2012 Mendoza,    07    de agosto de 2014.

AUTOS Y VISTOS:

Los presentes nº FMZ 82623561/2012, caratulados: “Compulsa en  

autos A­ 13491 Fiscal sobre Av. Delito R.. LUNA, R.”, venidos del Juzgado 

Federal de San Rafael, provincia de Mendoza a esta S. “B” de la Cámara Federal 

de Apelaciones; Y CONSIDERANDO:

 I.­ Que las presentes actuaciones vienen a conocimiento y decisión 

del Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 1037/1038 y vta. por 

la Dra. M., Defensora Pública Oficial “ad hoc”  de Pierino David 

Massaccesi contra la resolución de fs. 1032/1036.

La parte resolutiva de la misma dispone: “…1°)  DECRETAR  el 

PROCESAMIENTO  de  P.  D.,  ap.   mat.  M.,…por 

considerarlo autor presunto responsable del delito previsto y penado por el artículo 

144   bis   inc.   1º   del   Código   Penal   (según   ley   14.616)   agravado   por   haber   sido 

cometido con violencia y amenazas­ en carácter de partícipe necesario­, con relación 

a la víctima R., quien habría sido ilegalmente detenida entre el 

17   y   19   de   abril   de   1976   (art.   306   del   CPPN).   Debiendo   estarse   a   su     “status 

libertatis”   a  lo actuado  a  fs.  1964/2010  de  los  Autos  Nro. A­  14.230, rotulados: 

COMPULSA DE AUTOS A­ 14.230­ FISCAL S/ AV. DELITO­ REF. F. 

GALLEGO,   H.  A.

;  2º)   TRABAR   EMBARGO  sobre   los   bienes 

propios del incoado, hasta cubrir provisionalmente la suma de PESOS CINCUENTA 

MIL ($ 50.000);  medida que deberán practicarse por intermedio del Señor Oficial de 

Justicia del Tribunal, sirviendo la presente de mandamiento bastante (art. 518 del 

CPPN).   En   caso   de   resultar   negativa   la   misma,   dispónese   la  INHIBICIÓN 

GENERAL DE BIENES en su contra, debiendo oficiarse a donde corresponda para 

su toma de razón.  REGISTRESE, HAGASE SABER. Oportunamente  cúmplase 

con la Ley 22.117.” 

Poder Judicial de la Nación Cámara Federal de Mendoza FMZ 82623561/2012 II.­  Que,   a   fs.   1037/1038   vta.   la   Dra.   M.  L.  A., 

en representación de P. interpone recurso de apelación contra 

la   resolución   de   primera   instancia   obrante   a   fs.   1032/1036   en   cuanto   ordena   el 

procesamiento de su defenso en relación a los hechos de que fuera víctima Rosa 

Luna como así también respecto a la traba del embargo dispuesta sobre los bienes 

propios del encausado, en una suma de Pesos cincuenta mil ($50.000).

En cuanto a los agravios que expone, la Sra. Defensora sostiene 

que a P., no se lo puede considerar partícipe necesario de la 

detención de LUNA, en razón de los siguientes fundamentos:

En primer  lugar,  realiza  una  breve reseña de  los  decretos  2770, 

2771 y 2772 que se dictaron en fecha 6 de octubre de 1975,  haciendo referencia a la 

creación del Consejo de Guerra y específicamente el decreto 2771/75 por el cual se 

suscribieron   varios   convenios   con   las   provincias   para   colocar   bajo   el   control 

operacional al personal policial y penitenciario para la lucha contra la subversión, 

expresando que específicamente, en el caso de la Provincia de Mendoza lo fue a 

través del decreto 3077 de fecha 22/10/1975.

 En base a lo expuesto, afirma que su defendido no es responsable 

de los hechos que se le endilgan solo por el cargo policial que desempeñaba en la 

época   en   que   sucedieron   los   acontecimientos,   y   de   allí   derivarse   que   tuviera   un 

accionar   ilegítimo,   debido  a   que  su  actuación  estaba  subordinada   a  la  normativa 

vigente en esa época. En consecuencia de dichos decretos, el Consejo de Defensa 

dictó las directivas 1/75 y 404/75 especificando las funciones de las distintas fuerzas 

de seguridad y resaltando que las mismas estaban bajo el control operacional del 

citado Consejo. 

Asimismo, sostiene que, el Sr. Juez “a quo” da por supuesto que 

por desempeñar su defendido el cargo de Jefe del Cuerpo de Infantería de la Policía  

de   Mendoza,   su   cargo   fue   imprescindible   para   privar   a   LUNA   de   su   libertad, 

colocándolo en el grado de partícipe necesario, lo cual entiende es erróneo ya que 

teniendo   en   cuenta   los   elementos   probatorios   obrantes   en   autos,   la   normativa 

Poder Judicial de la Nación Cámara Federal de Mendoza FMZ 82623561/2012 mencionada, además de las constancias que surgen del libro de guardia del Cuerpo 

de Infantería de la Policía de Mendoza, la detención como la libertad de Rosa Luna 

fueron ordenadas por el Jefe de SubÁrea 3315. 

Por   lo   expuesto,   afirma   que   el   Sr.   Juez   a   quo   carece   de   otros 

argumentos más allá de la esgrimida responsabilidad objetiva para sostener que su 

defendido resulta responsable del delito que se le endilga, como partícipe necesario 

de los mismos. 

Concluye su planteo, expresando que en la resolución recurrida el 

pretor de grado se limita a responsabilizar a DAVID solo a partir de suposiciones, 

valiéndose del rango policial que detentaba el mismo al tiempo de los hechos, sin 

otros elementos, por lo que, al no poder probar, no puede subsanarse con el recurso 

de un criterio dogmático de imputación que no tiene fundamento en las constancias 

del expediente, pues ello deriva en una imputación objetiva y por lo tanto ilegal, 

afectando la razonabilidad y la debida fundamentación que el código procesal exige 

para el dictado del auto de procesamiento.

III.­ Elevado el expediente a esta Alzada se dispone la realización 

de la audiencia para informar prevista en el art. 454 del rito penal (v. fs. 1043). 

A   fs.   1046   vta.   presenta   informe   escrito   el   Dr.   R.  D., 

Defensor   Público   Oficial   ad   hoc,   por   el   imputado   D.  M.   y   a   fs. 

1047/1048, rinde su informe el Ministerio Público Fiscal, representada por el Dr. 

D.  M.  V.,   esgrimiendo   argumentos   a   cuyos   fundamentos   nos   remitimos 

brevitatis causae. 

IV.­  A los efectos de analizar debidamente los supuestos fácticos 

aquí   investigados,   no   debe   perderse   de   vista   el  contexto   histórico  en   el   que   se 

sucedieron.   Esto es,  la  instauración   por parte   del  gobierno  militar  que  tomara   el 

poder el 24 de marzo de 1976, de un plan sistemático de privación ilegítima de la 

libertad,   tortura   y   desaparición   forzosa   de   personas   que   no   comulgaban   con   sus 

principios.   Ello   por   cuanto,   en   casos   como   el   que   nos   ocupa,   el   mismo   resulta 

Poder Judicial de la Nación Cámara Federal de Mendoza FMZ 82623561/2012 decisivo para comprender en su real dimensión lo sucedido y en especial para ser 

tenido en cuenta al momento de valorar la prueba producida.

En   primer   lugar   el   último   gobierno   constitucional,   previo   a   la 

usurpación del poder por parte de las fuerzas armadas, en febrero de 1975 dicta el 

Dec. 261/75 por el cual encomienda al Comando General del Ejército  ejecutar las 

operaciones  militares  necesarias  para   neutralizar   y/o  aniquilar  el   accionar  de   los 

elementos subversivos en la Provincia de Tucumán. 

En este contexto, el 6 de octubre de 1975, se instituye por medio 

del Dec. 2770 el Consejo de Seguridad Interna, integrado por el Presidente de la 

Nación,   los   Ministros   del   Poder   Ejecutivo   y   los   Comandantes   Generales   de   las 

fuerzas   armadas,   a   fin   de   asesorar   y   promover   al   Poder   Ejecutivo   las   medidas 

necesarias   para   la   lucha   contra   la   subversión   y   la   planificación,   conducción   y 

coordinación con las diferentes autoridades nacionales para la ejecución de esa lucha. 

El mismo día también se dictan: el Dec. 2771, por medio del cual se   faculta al 

Consejo   de   Seguridad   Interna   a   suscribir   convenios   con   las   provincias,   a   fin   de 

colocar bajo su control operacional al personal policial y penitenciario; y el Dec. 

2772,   extendiendo   la   acción   de   las   Fuerzas   Armadas   a   los   efectos   de   la   lucha 

antisubversiva a todo el territorio del país. 

Por  su  parte,   lo  dispuesto  en  los  decs.   2770,  2771  y  2772,  fue 

reglamentado a través de la directiva 1/75 del Consejo de Defensa, que instrumentó 

el empleo de las fuerzas armadas, de seguridad y policiales, y demás organismos 

puestos a su disposición para la lucha antisubversiva, con la idea rectora de utilizar 

simultáneamente todos los medios disponibles, coordinando los niveles nacionales.

Las formas de ejecutar tal plan fueron minuciosamente detalladas 

en la causa 13 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional 

Federal de la Capital Federal: a) la captura de quienes pudieran resultar sospechosos 

de tener vínculos con la subversión, de acuerdo con los informes de inteligencia; b) 

la privación ilegal de la libertad a través de la conducción de los detenidos a lugares 

situados dentro de unidades militares o bajo su dependencia; c) una vez allí, someter 

a los detenidos a interrogatorios con agresión física y psíquica, a saber, aplicación de 

Poder Judicial de la Nación Cámara Federal de Mendoza FMZ 82623561/2012 picana eléctrica, golpes de todo tipo, agresiones sexuales, insultos, intimidaciones, 

todo   ello   con   el   fin   de   obtener   datos   sobre   otras   personas   o   determinadas 

circunstancias   ­información   operativamente   útil­;   d)   someter   a   los   prisioneros   a 

condiciones de vida inhumana, destinándolos en lugares sucios, insalubres, oscuros, 

con   el   objeto   de   quebrar   su   resistencia   moral;   e)   realizar   todo   lo   descripto 

anteriormente   en   la   clandestinidad,   para   lo   cual   los   agentes   encargados   de   ello 

ocultaban   su   identidad,   ya   sea   realizando   operativos   en   horas   de   la   noche, 

incomunicando   totalmente   a   las   víctimas,   dejándolos   con   los   ojos   vendados   y 

negando su existencia a cualquiera que reclamase por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA